20.9 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 9 diciembre, 2021

Edición N° 3891

29 DE OCTUBRE: EN EL DÍA MUNDIAL DEL ATAQUE CEREBROVASCULAR (ACV) DESTACAN LA IMPORTANCIA DE LA “ATENCIÓN INMEDIATA”



Cuando hablamos de ACV hablamos de que hay una pérdida súbita del flujo de sangre al cerebro. Hay dos grandes tipos de ACV: por obstrucción de una arteria (isquémico, que constituye el casi 85 % de los casos) o por ruptura de la misma lo que originando un sangrado (hemorrágico). El tejido cerebral deja de recibir el necesario de oxígeno para que sus células vivan. Para poder conocer y confirmar qué tipo de ACV se trata, se requiere de la realización de estudios por imágenes de alta complejidad del cerebro y de la circulación arterial.

Algún síntoma que se presentan en esta patología de forma muy aguda son:

  • Pérdida del equilibrio o coordinación, sensación de vértigo o mareo.
  • Dificultad para hablar o entender; el paciente no puede ver con uno o ambos ojos.
  • Falta de sensibilidad en un brazo, pierna o mitad de la cara (algo muy característico es que suele ser de un lado).
  • Dolor de cabeza súbito y de máxima intensidad.


De acuerdo con el artículo de la Revista Medicina (Buenos Aires, 2019), el Accidente Cerebrovascular es la tercera causa de muerte en el mundo occidental y la primera de discapacidad permanente en la Argentina. Si bien existe un registro del incremento a nivel mundial de esta enfermedad, el uso de programas de formación y la optimización del tratamiento agudo han demostrado ser eficaces en la reducción de morbimortalidad en los últimos años. De ahí la importancia del tratamiento correcto para reducir la mortalidad y morbilidad.

El ACV es una urgencia médica que precisa atención hospitalaria inmediata para disminuir el daño cerebral, prevenir las complicaciones del mismo y evitar su recurrencia; para ello es imprescindible elaborar un diagnóstico preciso, que permita realizar el tratamiento en la fase aguda y establecer una prevención secundaria adecuada a cada caso. Para la evaluación y el tratamiento del ACV, es muy importante considerar lo que se denomina la “hora de oro” que consiste en un período de 60 minutos -la “cadena de supervivencia del ACV”- en el cual resulta crucial poder recurrir rápidamente a un Hospital de Alta Complejidad para que el paciente pueda recibir una rápida atención y una serie de tratamientos cuya finalidad será para proteger los tejidos neuronales en “riesgo”, salvando millones de neuronas. De ese modo, se logra disminuir o evitar el daño neurológico permanente.



Los estudios indican que aquellos centros que poseen una atención especializada en Ataque Cerebral han demostrado una disminución de la mortalidad y discapacidad del 40%. En nuestro país, son pocos los Centros de Alta Complejidad con capacidad para atender de manera efectiva a los pacientes con ACV: desde la detección hasta su tratamiento, incluyendo el adecuado seguimiento y rehabilitación posterior.

En este sentido, el Hospital Británico ha sido una institución pionera en nuestro país en la aplicación de estos tratamientos habiendo sido la primera Institución en Argentina en hacer tratamiento con fibrinolíticos endovenosos y liderando desde entonces la especialidad y la única privada ubicada en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, que recibe pacientes también del conurbano bonaerense y cuenta con circuitos de atención segura en sus “Áreas Verdes”, de bajo riesgo COVID, por los estrictos protocolos de seguridad adaptados.

El Dr. Pablo Bonardo, médico neurólogo especialista en Enfermedades Cerebrovasculares y Responsable del equipo de Ataque Cerebral del Hospital Británico, -MN 90996- comenta que “el Servicio de Emergencias del Hospital cuenta con un shockroom con todas las herramientas que se pueden necesitar para cualquier tipo de patología con riesgo de vida, como es el ACV“.



Y agrega: “Es fundamental que comprendamos que la pandemia por Covid-19 no debe evitar ni retrasar la consulta urgente con el Servicio de Emergencias ante una sospecha de ACV. En este sentido, todos los equipos modificaron los protocolos internos de trabajo para una mejoría en la atención y una mayor protección hacia el personal de salud.”.

El abordaje del tratamiento en el Hospital Británico se lleva a cabo a través de un equipo multidisciplinario, denominado Equipo de Stroke (ACV en inglés), liderado por neurólogos, e integrado por emergentólogos, especialistas en terapia intensiva en diagnóstico por imágenes, neurointervencionismo endovascular, neurocirugía y clínica médica. El Debate

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!