ACUSARON A UN HOMBRE DE DECAPITAR A OTRO EN UN PARQUE Y “JUGAR AL FÚTBOL” CON LA CABEZA DE SU VÍCTIMA

Joel Arciniega-Sáenz, de 25 años, fue acusado de asesinato el primer grado de James García, de 51 años, en el parque Apodaca, en Las Cruces, Nuevo México. Las autoridades locales reportaron el crimen durante el fin de semana y el acusado se encuentra actualmente detenido, sin derecho a fianza, en el Centro de Detención del Condado de Doña Ana.

Según los informes judiciales, el cuerpo de García fue descubierto por el Departamento de Policía de Las Cruces el domingo por la noche, a 10 metros de su cabeza. Aparte de la decapitación, la policía confirmó que el cuerpo de la víctima sufrió varias mutilaciones, ya que estaba plagado de heridas de arma blanca y también le habían quitado el dedo medio de la mano derecha.

Según el comunicado policial, Arciniega-Sáenz reconoció el asesinato y señaló que el crimen era una represalia por que García supuestamente violó a su esposa hace cuatro años. El acusado le dijo a las autoridades, además, que los tres estuvieron juntos días antes del asesinato y que García se robó pertenencias de la pareja.

Luego del episodio del robo, el acusado se enfrentó a García en el parque, le quitó una navaja, lo apuñaló hasta la muerte, lo decapitó y “luego jugó fútbol con la cabeza”. El informe indica que pateó la cabeza mutilada entre unos autos que estaban distantes de la escena del crimen.

Arciniega-Sáenz fue el primer sospechoso del homicidio, ya que los agentes que respondieron al llamado de la gente de la zona, lo encontraron con “importantes manchas de sangre” en su ropa y vieron “un cuchillo ensangrentado clavado en el suelo cerca de donde estaba sentado”, según señala el informe policial, que además agrega que los restos tenían “múltiples lesiones por fuerza cortante”.

Fuente: TN