15.2 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 3 noviembre, 2021

Edición N° 3856

ADVIERTEN QUE EL RÍO PARANÁ VOLVERÁ A UN NIVEL CRÍTICO

EL CAUDAL CAYÓ DESDE SEPTIEMBRE DE 2019 A SU NIVEL MÁS BAJO EN 77 AÑOS

Con una altura actual en nuestra ciudad de 1,35 metros y frente a la disipación de las lluvias y la perspectiva sin nuevos eventos significativos, desde el Instituto Nacional del Agua señalaron que la situación “obliga a mantener la cautela a la hora de las decisiones de largo plazo en el uso de la vía fluvial”.

El Servicio Meteorológico estimó que en los próximos meses seguirá el clima seco, y entre enero y marzo, podría haber lluvias por debajo de lo normal. DANIEL DORADO – EL NORTE


De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El caudal del río vuelve a preocupar al Instituto Nacional del Agua (INA). Además señalaron que es alta la probabilidad de retornar a una condición general crítica en los próximos meses. Con una altura actual del río Paraná en nuestra ciudad de 1,35 metros y frente a la disipación de las lluvias y la perspectiva sin nuevos eventos significativos, desde el INA señalaron que la situación “obliga a mantener la cautela a la hora de las decisiones de largo plazo en el uso de la vía fluvial. Los caudales desde la alta cuenca del río Paraná en Brasil, desde el río Iguazú y por el río Paraguay se sostienen en valores moderadamente bajos, con una inminente tendencia descendente”.

El último informe del Instituto Nacional del Agua señaló que la condición hídrica aún no es normal y es alta la probabilidad de retornar a una condición general crítica en los próximos meses. Además, pronosticó que no se esperan lluvias sobre la cuenca del Plata y está previsto que estas condiciones de buen tiempo persistan durante los próximos días con probabilidad de que se generen precipitaciones aisladas sobre las nacientes del río Paraná y Paraguay.



Impacto

El caudal del río Paraná ha caído desde septiembre de 2019 hasta la fecha a su nivel más bajo en 77 años, provocando numerosos inconvenientes en la arteria de comunicación que es esencial para las economías de nuestro país, Paraguay y Brasil. Hubo un efecto negativo en las exportaciones agroindustriales, en todo lo relacionado con el aprovisionamiento de agua para la población y además en la generación hidroeléctrica a lo largo de su curso, que representa una energía clave para toda la región.

En septiembre pasado, un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que son más de 25 millones de toneladas de subproductos de la soja que han sido embarcadas en lo que va del presente año, estimando una pérdida de unos 620 millones de dólares para los mencionados embarques. La bajante impactó en los precios de exportación del complejo sojero, limitando la carga de los buques y obligando a que las mismas tengan que ser desviadas a otros puertos, como los ubicados en el sur de la provincia de Buenos Aires, y además hay un crecimiento de los costos de logística.

Valores históricos

El Paraná es el segundo río más largo de Sudamérica, después del Amazonas, y es vital para la población, la economía y el medioambiente de los tres países que atraviesa: Argentina, Paraguay y Brasil. Por eso la sequía que afecta al río Paraná, que ya hace dos años está en sus niveles más bajos en casi ocho décadas, está teniendo graves consecuencias. El río, que en promedio tiene un caudal de unos 17.000 metros cúbicos por segundo, este año cayó hasta los 7000 m3/s, apenas por encima del valor mínimo histórico de 5800m3/s, registrado en 1944.



En la práctica, esto significa que el Paraná está más de tres metros por debajo de su altura promedio habitual, según explicó Juan Borús, subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del INA.

Los expertos atribuyen este descenso a una combinación de factores.

Clima seco

Los biólogos advierten que la sequía también está afectando los ecosistemas de la zona, alterando el equilibrio natural del cual dependen centenares de especies vegetales y animales. Pero la fuerte caída en el caudal de la que es una de las principales autopistas fluviales de Sudamérica está teniendo impactos que van mucho más allá de sus riberas.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la ciudad portuaria que es uno de los principales centros neurálgicos del Paraná, estimó que “por la bajante, en lo que va del 2021, Argentina ya perdió US$ 620 millones en exportaciones de harina y aceite de soja”. La BCR también informó que en 2020 el llamado “nodo portuario del Gran Rosario” -una zona de unos 70 kilómetros donde hay 25 terminales portuarias- exportó un 11% menos que en 2019, relegando su lugar como el mayor complejo portuario agroexportador del mundo.



El Servicio Meteorológico Nacional estimó que en los próximos meses seguirá el clima seco, y durante el período húmedo, entre enero y marzo, podría haber lluvias por debajo de lo normal.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!