17.7 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 1 noviembre, 2021

Edición N° 3854

ADVIERTEN QUE EL RÍO PARANÁ VOLVERÁ A UN NIVEL CRÍTICO



El caudal del río vuelve a preocupar al Instituto Nacional del Agua. Además señalaron que es alta la probabilidad de retornar a una condición general crítica en los próximos meses.

El último informe del Instituto Nacional del Agua (INA), del 27 de octubre pasado, señaló que la condición hídrica aún no es normal y es alta la probabilidad de retornar a una condición general crítica en los próximos meses. Además, pronosticó que no se esperan lluvias sobre la cuenca del Plata y está previsto que estas condiciones de buen tiempo persistan durante los próximos días con probabilidad de que se generen precipitaciones aisladas sobre las nacientes del río Paraná y Paraguay.



Con una altura actual del Río Paraná en nuestra ciudad de 1,50 metros y frente a la disipación de las lluvias y la perspectiva sin nuevos eventos significativos, desde el INA señalaron que la situación “obliga a mantener la cautela a la hora de las decisiones de largo plazo en el uso de la vía fluvial. Los caudales desde la alta cuenca del río Paraná en Brasil, desde el río Iguazú y por el río Paraguay se sostienen en valores moderadamente bajos, con una inminente tendencia descendente”.

El peor escenario de los niveles del río Paraná, en metros, en relación a las escalas (Hidrómetros) locales.

En rojo: menor nivel esperado.
En amarillo: semanas que se estima el nivel del río pueda estar por debajo de un determinado valor de referencia.

Hay que recordar que el caudal del río Paraná ha caído desde septiembre de 2019 hasta la fecha a su nivel más bajo en 77 años, provocando numerosos inconvenientes en la artera de comunicación que es esencial para las economías de nuestro país, Paraguay y Brasil. Hubo un efecto negativo en las exportaciones agroindustriales, en todo lo relacionado al aprovisionamiento de agua para la población y además en la generación hidroeléctrica a lo largo de su curso, que representa una energía clave para toda la región.



En septiembre pasado, un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que son más de 25 millones de toneladas de subproductos de la soja que han sido embarcadas en lo que va del presente año, estimando una pérdida de unos 620 millones de dólares para los mencionados embarques desde el Up River. La bajante impactó en los precios de exportación del complejo sojero, limitando la carga de los buques y obligar que las mismas tengan que ser desviadas a otros puertos, como los ubicados en el sur de la provincia de Buenos Aires, y además hay un crecimiento de los costos de logística.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!