16.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 15 junio, 2024

Edición N° 4810

Alberto Cormillot se quebró tras hablar desde su internación: “Tuve días complicados”

El doctor, que permanece en el Sanatorio Finochietto, se emocionó durante el contacto que tuvo con sus compañeros de ‘Cuestión de Peso’.

Mientras permanece internado en el Sanatorio Finochietto, Alberto Cormillot realizó un móvil en el programa Cuestión de Peso. Y no pudo contener las lágrimas cuando le preguntaron sobre su estado de salud. “Tuve unos días complicados, pero estoy fenómeno ahora”, aseguró el médico nutricionista.

Todo se intensificó cuando Cormillot vio a Jennifer Owczarczyn Basarab, una joven que participó en el ciclo en 2010 y que llegó a pesar 151 kilos. “¡Qué tarado! Me emocioné al ver a Jenni… y me emociona ver el programa y poder hablar con todos ustedes. Poder seguir discutiendo y peleándome con la gente como hace 20 años. Tuve unos días medio complicados, pero ahora estoy fenómeno. Pero la estrella es Jenni, y yo la quiero felicitar, y estoy muy feliz de estar con vos, de verla así, realmente fue siempre una estrella, y como dijo ella, entró una niña, y fue creciendo dentro del programa, y creció mucho”, expresó Cormillot visiblemente conmovido.

El médico continuó reflexionando sobre el camino de Jennifer: “Y lo que decía del peso, llegó a un peso imposible de sostener, ella se dio cuenta que era imposible de sostener, pero eso requiere un tiempo, que uno admita que hay un peso que es el ideal, pero que las situaciones ideales en la vida son ideales, pero no son sustentables”.



Recordemos que desde hace una semana que el experto en nutrición se mantiene apartado de sus obligaciones laborales, cuando fue ingresado al nosocomio producto de una caída que le fracturó varias costillas. En ese marco, el hombre se sorprendió cuando su hijo menor Emilio fue a visitarlo y le entregó un tierno detalle.

Con tan solo dos años, el nene se convirtió en uno de los motivos más importantes de su vida, y quien le despierta una amplia sonrisa. En compañía de su esposa, Estefanía Pasquini, el infante visitó la clínica donde su papá pasa sus días. Pero no fueron con las manos vacías, sino que le llevaron un sabroso regalo: un chocolate, que terminó siendo compartido por ambos.

El accidente domestico de Alberto Cormillot

A pocos días de estrenarse la nueva edición de Cuestión de Peso, el especialista se vio obligado a dar un paso al costado. Esto llenó de preocupación a los integrantes del ciclo, quienes estaban acostumbrados a su presencia en el día a día. En su momento, el nutricionista explicó lo que le ocurrió: “Me caí y me fisuré las costillas. Me siento bien, salvo por el dolor”.



Además, le explicó a este medio que no recibió el alta debido a que tenían que controlar su estado de salud, ya que se rompió tres costillas. En paralelo a su testimonio, su esposa explicó que las fracturas ocurrieron cuando se levantó de la cama y se tropezó con unos juguetes de su hijo. “Lo que pasó fue que se cayó a las cuatro de la mañana cuando se iba para la radio. Yo escuché el golpe y me desperté. Vi que estaba en el piso y lo ayudé a levantarse. Se dio contra la punta de una cómoda de madera y entonces eso fue lo que le partió las costillas”, expresó en su participación en Mañanísima.

“Yo estaba en la cama, lo escuché y se estaba quejando del dolor. Le dije que se arrastrara un poco hasta la escalera y ahí recién pude ayudarlo a pararse. Se sumó la señora que trabaja en casa”, recordó Estefanía, quien comentó que su marido estuvo consciente todo ese tiempo y se percató él mismo de que algo estaba mal con su cuerpo. Si bien el nutricionista intentó irse a trabajar, ella se negó y lo mantuvo bajo su cuidado para ver cómo evolucionaba, lo que derivó a que lo trasladaran a la clínica.

“El único tratamiento es quedarse quieto y tratar el dolor, nada más”, sentenció Pasquini ante el panorama de su pareja, quien podría pasarse varios meses bajo observación médica para preservar su salud.



Fuente: Teleshow

error: ¡Contenido protegido!