18.9 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 27 enero, 2022

Edición N° 3940

ALBERTO FERNÁNDEZ MANTIENE UNA VIDEOCONFERENCIA CON LA DIRECTORA DEL FMI

El Presidente se comunica desde Olivos con Kristalina Georgieva para trazar una hoja de ruta que permita refinanciar el crédito Stand-By de 44.000 millones de dólares antes que concluya enero

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva dialogan a través de una videoconferencia que unió la quinta de Olivos con el FMI en Washington


Alberto Fernández y Kristalina Georgieva abrirán hoy una nueva instancia de negociación para evitar que Argentina caiga en default a mediados de marzo de 2022. A través de una videoconferencia entre Olivos y Washington, el Presidente y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) intentan diseñar una hoja de ruta que permita refinanciar -en tiempo y forma- el crédito Stand-By de 44.000 millones de dólares que contrajo Mauricio Macri cuando ocupaba la Casa Rosada.

La cita virtual comenzó a las 15 con la participación de Martín Guzmán. El ministro de Economía y la directora gerente dialogaron el domingo pasado, y jamás pensaron que se llegaría al cónclave presidencial con una estrepitosa derrota en Diputados causada por el rechazo al presupuesto 2022.

El FMI observaba con pasiva desconfianza los términos del presupuesto 2022 que la Cámara baja finalmente rechazó tras un largo debate legislativo. Pero optó por aprobar los números de Guzmán para determinar -entre otros aspectos institucionales- el grado de consenso político entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.



La prueba parlamentaria confirmó las sospechas de Georgieva, el staff técnico y el board del FMI: Alberto Fernández y Guzmán están solos en una negociación global que avanza lenta y con final incierto. Ni siquiera Máximo Kirchner, el jefe del bloque de diputados oficialistas, tuvo el pudor político de ocultar sus diferencias internas con el Presidente y su ministro de Economía.

En el FMI ya saben que Máximo Kirchner detonó un débil acuerdo legislativo que hubiera permitido remozar el Presupuesto 2022 y evitar una derrota política a pocas horas de la video conferencia que tenía pactado Alberto Fernández y Georgieva. El diputado jura que se equivocó: el jefe de Estado -en la soledad de Olivos- lo definió como un soberbio irremediable.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!