16.7 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 20 mayo, 2022

Edición N° 4054

ALBERTO FERNÁNDEZ SE OLVIDÓ INAUGURAR LAS SESIONES ORDINARIAS DEL CONGRESO

El Presidente dio un discurso de 98 minutos, pero no cumplió con el paso formal. A su lado, Cristina Kirchner remató: “Doy por finalizada la Asamblea Legislativa”.



Alberto Fernández dio hoy su discurso ante el Congreso de la Nación. En 98 minutos y por cadena nacional, hizo un repaso de su mandato, cuestionó a la oposición, habló del todavía pendiente acuerdo con el FMI y adelantó las pautas para lo que queda de su presidencia.

Sin embargo, el mandatario se olvidó de cumplir con el paso formal establecido en la ley: dejar inauguradas formalmente las Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación.

Es más, ni bien terminó la presentación del Presidente, la vice Cristina Kirchner, tomó el micrófono y despidió a los presentes: “Doy por finalizada la Asamblea Legislativa”.



Cómo cerró Alberto Fernández su discurso ante la Asamblea Legislativa
Para cerrar su discurso, Alberto Fernández usó una frase del libro de Charles Dickens, “Historia de dos ciudades”. El Presidente habló de un momento bisagra de la historia y terminó con una consigna en tono épico.

“Al iniciar estas palabras llamé la atención sobre este tiempo singular que atravesamos. En el inicio de su ‘Historia de dos ciudades’, Dickens describe una época del mundo que tiene plena vigencia en este presente. Dickens decía: ‘Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos. La edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.

Todo lo poseíamos, pero nada teníamos, íbamos directamente al cielo y nos perdíamos en sentido opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, en lo que se refiere tanto al bien como al mal, solo es aceptable la comparación en grado superlativo’”.



Luego de la cita la novela que narra la vida en el siglo XVIII, Alberto Fernández concluyó: “Esta época bisagra de la historia, de Argentina, del mundo, del universo, necesita que le propongamos un sueño. Un propósito: queremos dejar de ser víctimas de todo y pasar a ser propulsores de algo. Pasar del miedo a la ilusión. De la muerte a la creación. Hay que sacar la utopía del pasado y volver a ponerla en el futuro”.

Luego, remató con un “muchas gracias”. Empezó a acomodar sus papeles y guardó sus anteojos en el bolsillo de su saco. Inmediatamente, Cristina Kirchner afirmó: “Habiéndose cumplido el artículo 99 inc 8vo, doy por finalizada la Asamblea Legislativa. Muchas gracias a todos y a todas”.

El artículo 99 inc 8vo, sin embargo, no se cumplió.



En 2015, Cristina Kircner también se olvidó de cumplir con el paso formal de inaugurar las Sesiones Ordinarias
El 1° de marzo de 2015 fue el último discurso ante la Asamblea Legislativa de Cristina Kirchner al mando de la presidencia.

Habló 3 horas y 39 minutos y sin embargo, se olvidó de lo importante: anunciar que dejaba formalmente inauguradas las sesiones.



Por unos segundos no igualó la marca de 2013, cuando se dirigió al Congreso durante 3 horas y 40 minutos y dio el discurso de apertura de Sesiones Ordinarias más larga de su mandato.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!