15.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 15 agosto, 2022

Edición N° 4140

ALEMANIA: ESCUCHARON LLANTOS DESDE UNA ALCANTARILLA Y ERA UN NENE DESAPARECIDO DESDE HACE OCHO DÍAS



Las esperanzas de una familia en la ciudad de Oldenburg, Alemania, estaban casi perdidas tras la desaparición de Joe, el hijo menor de ocho años. Ante la intensa búsqueda y un sinfín de resultados negativos las autoridades ya pronosticaban un terrible desenlace.

Sin embargo, un vecino fue quién les volvió a dar vida a la familia luego de escuchar llantos y gritos provenientes de una alcantarilla ubicada en la calle. De inmediato el hombre alertó a la policía y se realizó un megaoperativo para localizar a la persona que se encontraba allí.



Tras un extensa labor, las autoridades encontraron al menor que desde hacia ocho días estaban buscando. El nene había desaparecido el 17 de junio mientras jugaba en el jardín delantero de su casa y desde ese momento se movió cielo y tierra para localizarlo.

Según se pudo corroborar Joe estuvo todo este tiempo dentro de la alcantarilla y recorrió aproximadamente 300 metros en ella hasta que un vecino alertó los llantos. En las tareas de rescate trabajaron personal de bomberos y de seguridad quienes abrieron la tapa del sumidero y al instante encontraron al menor.

Allí se observó a Joe desnudo e ileso. Luego de haber sido derivado al hospital zonal de la ciudad se informó que fue tratado por hipotermia y deshidratación.

Tras el hallazgo las autoridades descartaron la hipótesis de que otra persona haya estado involucrada en su desaparición. Para ellos el menor jugaba en el patio de su casa, se metió dentro de la alcantarilla y luego no pudo volver a salir por la corriente.

A su vez y con la ayuda de una cámara sumergible pudieron localizar las prendas de Joe que tenía el día que desapareció. Asimismo, utilizaron esta tecnología para evaluar como era el lugar donde el menor estuvo tantos días y se constató que existen pozos de drenaje y cruces que le permitió ponerse de pie.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!