26.6 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 10 noviembre, 2021

Edición N° 3863

ALERTA TRAS LA APARICIÓN DE BROTES DE TRIQUINOSIS

Ante el registro de brotes de triquinosis en las localidades de Cañuelas y Chascomús (Buenos Aires) y Villa del Totoral (Córdoba), la Comisión de Enfermedades Endémicas y Emergentes de la Sociedad Argentina de Infectología emitió un informe, a fin de brindar medidas a la población. Según el Ministerio de Salud bonaerense, en lo que va de 2021 se reportaron 321 casos sospechosos de los cuales 61 tenían la enfermedad.



De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Luego de la aparición de distintos brotes de Triquinosis de público conocimiento en las localidades de Cañuelas (Bs. As.), Chascomús (Bs. As.) y Villa del Totoral (Córdoba) la Comisión de Enfermedades Endémicas y Emergentes de la Sociedad Argentina de Infectología compartió una serie de medidas de prevención a la población.

Según el Ministerio de Salud bonaerense, desde el inicio del calendario epidemiológico 2021 se reportaron 321 casos sospechosos de triquinosis. De ese total, se confirmó que 61 tenían la enfermedad. Los casos se han registrado en Cañuelas, Chascomús, Florentino Ameghino, La Plata, La Matanza, y Lomas de Zamora.



La triquinosis es una enfermedad zoonótica causada por el consumo de carne de animales o derivados cárnicos, crudos o mal cocidos, infectados con larvas del parásito llamado Trichinella spp. En Argentina es una enfermedad ampliamente distribuida. La principal fuente de infección para el ser humano es el cerdo doméstico aunque también existen otras como el jabalí o el puma.

El cuadro clínico es muy variable en el ser humano, pudiendo presentarse desde una infección asintomática hasta una enfermedad grave. Se caracteriza en su inicio por síntomas gastrointestinales seguidos por edema de párpados, fiebre y molestias o dolores musculares. Si se agrava podría presentar trastornos neurológicos y cardiacos. Si una persona presenta alguno de los síntomas y recientemente consumió productos de origen porcino o de animales silvestres, debe consultar al centro de salud más cercano.



Criadores

Los cerdos deben ser criados en instalaciones adecuadas sin presencia de roedores.

El cerdo deber ser bien alimentado. Debe evitarse alimentarlos con basura, desperdicios de mataderos y/o residuos de casas de comida/ restaurantes, ya que en ellos puede haber restos de alimentos contaminados con el parásito

En el criadero, eliminar los cadáveres de cerdos y otros animales para que no puedan ser consumidos por otros cerdos, ratas ni animales carnívoros



En caso de realizar la faena casera de cerdos para consumo propio, se debe verificar mediante un análisis de laboratorio (digestión artificial) que la carne no esté infectada con el parásito. Este control es la única garantía para los consumidores de cerdo y sus productos derivados. Tener en cuenta que la salazón, el secado y el ahumado no matan a la T. spiralis.

En mataderos, se debe enviar a analizar por la técnica de digestión artificial una muestra de diafragma (entraña), músculo maseteros o músculos de la lengua de cada cerdo que se faene. Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.



Para el consumidor

Se debe consumir siempre carne de cerdo y sus productos derivados (embutidos y salazones) faenados y/o elaborados por establecimientos autorizados para tal fin por la Autoridad Sanitaria competente (SENASA, Ministerio de Agricultura provincial, Bromatología provincial/municipal según corresponda).

Y adquirir solo productos que posean rótulo verificando el nombre del establecimiento elaborador y sus datos así como la habilitación de Autoridad Sanitaria competente, lo que implica que fueron controlados bromatológicamente.



Se recomienda no consumir productos caseros excepto que los mismos hayan resultado negativos a los análisis de laboratorio (digestión artificial).

Si se consume carne fresca de cerdo, puma o jabalí,  hay que cocinarla completamente hasta que desaparezcan los jugos rosados (temperatura interna: 71ºC).

En productos de la caza, es importante que las carnes destinadas al consumo particular del cazador sean sometidas a una inspección veterinaria postmortem y en especial que muestras del diafragma, músculos de la lengua o maseteros del animal sean enviadas al laboratorio para la realización de la técnica de digestión artificial

Conocer la enfermedad y cómo prevenirla permite realizar un consumo responsable y seguro de productos porcinos evitando riesgos para la salud.

+54-11-5258-8785 g2k.com.ar /g2khosting @g2khosting
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!