18.8 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 5 diciembre, 2022

Edición N° 4252

ARROYO SECO: LA ADOLESCENTE QUE MATÓ A SU HERMANITO CULPÓ AL “AMIGO IMAGINARIO”



El pasado lunes 19 de septiembre, una adolescente de 13 años asesinó a su hermanastro de 5 en María Garagham al 1300, del barrio Santa Rita, en la zona noroeste de Arroyo Seco.

La menor estaba bajo tratamiento psiquiátrico -aunque no tomaba medicación- y su madre había advertido en varias oportunidades sobre su salud mental. La adolescente, por su edad, es inimputable.



Roxana, la madre de los menores, contó en diálogo con TN que ‘C‘ “le echó la culpa a su amigo imaginario”.

“¿Sabés lo que le dijo mi hija a la psiquiatra que la recibió en el hospital después de lo que hizo? Le echó la culpa a su amigo imaginario. Decía que él siempre le pedía por favor que no lastimara a su hermanito, y que justo esa vez el amigo imaginario no estuvo para salvarlo”, detalló.

“Ella últimamente me decía que tenía un amigo imaginario. Yo le respondía: ‘Dale, ya tenés 13 años. Estás grande para eso’. Y ella me insistía. Decía que hablaba con él y todo”, relató la mamá.

“Jamás imaginé que mi hija podría hacer algo así. Busqué ayuda de todas las maneras. La llevé a psicólogos, psiquiatras, neurólogos. Las consultas duraban 5 o 10 minutos. Así como íbamos, nos volvíamos. La hacían mirar para arriba y para abajo. Le pedían que levantara el pie. ‘Yo la veo normal’, me decían. Pero en mi casa yo veía cosas en ella que no eran normales”, agregó.

La mujer recordó el momento en el que recibió el mensaje de C, donde le dijo que había asesinado a su hermanito.

“Mamá, lo maté”, inició la conversación. Roxana respondió: “Hija, dale. No me gustan esas bromas”, a lo que C escribió: “Mamá, lo maté. Lo maté de verdad”.

“La llamé y le pedí que no dijera pavadas, y me volvió a decir que lo había matado. Me lo repitió tantas veces que ahí imaginé que había pasado algo malo de verdad. Corté y le pedí a una compañera de curso que me llevara urgente”, detalló.



Al llegar a su casa, C no dejaba que Roxana abra la puerta. “Cuando pude entrar, no puedo describir lo que vi. Mi hijo tirado en el piso, boca abajo, lleno de sangre. Mi hija sentada en una silla a su lado, como si nada”, relató.

El hecho

Todo comenzó pasadas las 20 horas del lunes, cuando el personal policial fue notificado de un ataque y al llegar encontró a Benjamín, de 5 años, ya sin vida producto de las heridas provocadas por puñaladas, lo cual fue corroborado por personal del Sies que se hizo presente en el lugar.

Según el testimonio de vecinos, el padre (empleado municipal en Arroyo Seco) se encontraba trabajando al momento de producirse el ataque mortal. Por su parte, la madre estaba en una escuela nocturna al momento que recibe un llamado alertando lo sucedido.

“Se escucharon gritos desgarradores”, le expresó a este medio, una de las vecinas aledañas al domicilio dónde ocurrió la tragedia.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!