12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 18 mayo, 2024

Edición N° 4781

Ataque de odio LGBT en Barracas: ya son tres las mujeres muertas por el incendio en un hotel familiar

UN EPISODIO QUE NO ES UN HECHO AISLADO

Un vecino atacó el domingo pasado a la noche a dos parejas de lesbianas y provocó un incendio en una pensión. Según el informe anual del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBTI+, durante 2023 en Argentina hubo 133 crímenes de odio por orientación sexual, identidad y/o expresión de género.

Ataque de odio LGBT en Barracas: ya son tres las mujeres muertas por el incendio en un hotel familiar
“Ninguna sociedad puede desarrollarse en base al odio. Combatirlo debe ser un compromiso colectivo”, expresó el diputado Esteban Paulón. ILUSTRACIÓN WEB.

De la Redacción de EL NORTE
[email protected]

Un varón de 62 años atacó a cuatro mujeres en el barrio porteño de Barracas. Durante la madrugada del lunes se conoció que incendió con una bomba molotov el cuarto del hotel familiar donde se hospedaban dos parejas de mujeres lesbianas.

Durante el transcurso de la semana se confirmó la muerte de otra de las cuatro víctimas del ataque lesboodiante. Se trata de Mercedes Roxana Figueroa, quien permanecía internada desde la madrugada del comienzo de semana. A horas de haberse producido el ataque, Pamela Cobas había muerto por las quemaduras en su cuerpo. Las otras dos víctimas estaban internadas en el Hospital Penna: Andrea Amarante con “el 75% del cuerpo quemado” y Sofía Castroriglos con la mano y la cara con quemaduras. Finalmente hoy se conoció la noticia del fallecimiento de Amarante.

Según el relato de habitantes del inmueble, el hombre provocó un incendio al arrojar una bomba casera en la habitación donde vivían las dos parejas. El incendio comenzó en una habitación del primer piso de un hotel familiar en Olavarría al 1600, consigna el parte de Policía de la Ciudad. Como consecuencia de eso, seis personas con quemaduras graves fueron trasladadas a los hospitales Argerich, del Quemado y Penna en la Ciudad de Buenos Aires. Ambas parejas fueron las personas más afectadas por el incendio.



La Federación Argentina LGBT (FALGBT) y la Defensoría LGBT acompañan la causa.

LA CAUSA JUDICIAL

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 14, a cargo de Edmundo Rabbione, investiga el hecho. Hasta el momento hay un hombre de 62 años detenido.

La Policía de la Ciudad le incautó “una sierra afilada con la que se habría autolesionado” en el cuello luego del incendio, según informaron las mismas fuentes policiales. De acuerdo a testimonios de vecinos del hotel, el incidente se produjo a partir de una agresión de este hombre.



COLECTIVOS ESTIGMATIZADOS

“Los discursos de odio agitan la violencia hacia los colectivos que históricamente hemos sido estigmatizados y vulnerados. Hoy se multiplican de manera imparable”, expresó el diputado nacional por Santa Fe Esteban Paulón en sus redes sociales al tener conocimiento de la noticia. El diputado, uno de los pocos legisladores gays visibles, agregó: “Ninguna sociedad puede desarrollarse en base al odio. Combatirlo debe ser un compromiso colectivo”.

El grupo Orgullo SN de nuestra ciudad comunicó un mensaje contundente en redes, referido al ataque de esta semana: “Nuestro amor no lastima, tu odio sí”.

CRÍMENES DE ODIO

Hace pocos días se conoció que durante 2023, en Argentina hubo 133 crímenes de odio en donde la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto para los ataques. Así lo explica el informe anual del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT+, gestionado por la Defensoría LGBT de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación junto a la Federación Argentina LGBT.



La cifra significa un aumento respecto de 2022, donde hubo 129 crímenes de odio y del año anterior, en el que se registraron 120. Las personas más afectadas son en un 88% mujeres trans y travestis. Les siguen los varones gays cis con 7 casos, los varones trans (3), las personas no binarias (3) y las lesbianas (2).

El informe explica que no son datos exactos. Se incluyen solo aquellos casos que han sido relevados por los medios de comunicación o han ingresado como denuncias en la Defensoría LGBT, ante las organizaciones de la FALGBT+ o documentados por el Centro de Documentación y Situación Trans de América Latina y el Caribe. Estos datos “únicamente permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho más grave de lo que sugieren los números”.

El informe releva también quiénes son los autores materiales de los crímenes de odio. El 26% fueron cometidos por personas privadas, y el 71% por el Estado. Dentro de este último porcentaje, el 11% es perpetrado específicamente por personal de las fuerzas de seguridad “en ejercicio de su función estatal”. Es decir, casos de violencia institucional.



En cuanto al vínculo de las víctimas de los crímenes de odio con los agresores particulares, el 48,57% corresponde a personas desconocidas por las víctimas; y en el 25,71% de los casos, los agresores son vecinos o personas conocidas por estas. En su mayoría son clientes del trabajo sexual de las víctimas y novios o parejas.

Sobre el lugar donde ocurrieron los crímenes de odios, el porcentaje más alto fue la vía pública, la vivienda de las víctimas y las comisarías o penales, con el 24% de los casos en cada categoría.

RECOMENDACIONES DEL INFORME

En el cierre del informe, se presenta una serie de recomendaciones.



En primer lugar, se pide que se garantice por parte del Poder Ejecutivo Nacional el respeto de todas las políticas públicas y de cada uno de los avances en materia de derechos de la comunidad LGBT+. Además, se pide la continuidad de todos los programas, ayudas sociales y alimentarias al colectivo LGBT+.

También recomienda la sanción de una nueva Ley Nacional de Actos Discriminatorios, de una ley integral para personas trans, y “la implementación de incentivos impositivos en el ámbito privado para promover activamente la inclusión laboral de las personas trans y combatir la discriminación en el mercado laboral”.

error: ¡Contenido protegido!