BARES Y RESTAURANTES HICIERON UN BALANCE NEGATIVO LUEGO DE LOS PRIMEROS CINCO DÍAS EN FASE 2

San Nicolás culminó con la primera semana en fase 2. Tanto hoy como el domingo habrá un retorno al confinamiento estricto, ya que así había quedado establecido en lo decretado por el presidente Alberto Fernández. En cinco días, bares y restaurantes nicoleños hicieron un balance negativo de trabajo, ya que solamente contaron con la posibilidad de trabajar con mesas al aire libre hasta las 19:00 y luego con delivery y take away.

Bares y restaurantes imploran por volver a tener clientes dentro de sus locales. DANIEL DORADO/EL NORTE

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La pandemia ha traído infinidad de problemas desde su llegada en marzo de 2020 a nuestro país. Hubo y hay muchas actividades que se vieron perjudicadas por no poder trabajar con normalidad debido a las restricciones impuestas por el Gobierno para bajar la curva de contagios y así poder evitar un colapso sanitario.

Sin lugar a duda, absolutamente todos los rubros han sufrido algún malestar impuesto por el contexto de emergencia sanitaria, ya sea en menor o mayor medida. Entre los más golpeados se encuentra el gastronómico. Los bares y restaurantes fueron de los primeros en cerrar sus puertas y de los últimos en volver a ser habilitados.

Luego de los nueve días de confinamiento estricto, San Nicolás bajó de fase 3 a fase 2 debido a la suba de contagios y a la alta ocupación de camas en los distintos nosocomios locales. Esto implicó que se adoptaran nuevas medidas restrictivas, como por ejemplo, que los bares y restaurantes ya no puedan tener clientes dentro de los espacios cerrados, a pesar de que solo podían tener un 30% de aforo, pasando a trabajar con las mesas al aire libre.

EL NORTE consultó a distintos dueños y encargados de algunos locales gastronómicos para conocer cómo les ha resultado el trabajo de esa manera, teniendo en cuenta que venían de nueve días de únicamente poder vender por delivery o take away. A pesar del pequeño repunte, el balance fue negativo.

“La verdad es que la situación es muy difícil. Estamos atravesando un panorama muy complejo y en cierto punto se complica sobrellevar la situación, se hace lo que se puede. Obviamente que todo es mejor que solamente delivery, pero hay poca gente. El frío tampoco nos ayudó, abrimos a las 7:00 y hasta las 8:30 no viene nadie a tomarse aunque sea un café”, manifestó a este medio Héctor, encargado del Café de La Plaza.

Por parte de Víctor, encargado de La Mira, expresó que “la realidad que vivimos es terrible, cuesta mucho llevar adelante la situación. Trabajar con solamente las mesas afuera no nos ayuda en nada, estamos acostumbrados a otro ritmo y somos muchos empleados. Desde ya que preferimos esto antes que únicamente el take away o delivery, pero necesitamos poder trabajar como antes”. 

Hay una verdad que marcan ambos encargados: primero, que poder estar al aire libre no llama la atención de clientes con las bajas temperaturas de estos días; pero también es cierto que la malaria económica que persiste en nuestra ciudad ha dejado en claro que no es factible sentarse a comer en un bar todos los días.

En el transcurso de los primeros cinco días, EL NORTE recorrió en distintos horarios los bares y restaurantes de la ciudad, donde se percibió una clara baja de clientela, aunque en algunas ocasiones con casi la totalidad de las mesas ocupadas.

El cliente     

Este medio también buscó hablar con los clientes que se encontraban disfrutando de un desayuno o un almuerzo para plasmar, también, su realidad. Entendiendo que la debacle económica es muy grande, las respuestas se tornaron algo repetitivas aunque válidas por la difícil situación que nos atraviesa debido a la pandemia.

“Salimos a tomar un café porque necesitábamos despejarnos y extrañábamos sentarnos un rato a charlar en un bar. Pero más que esto no creo que hagamos, hace mucho frío para estar afuera y no se disfruta de la misma manera. Tampoco es algo que se pueda hacer todos los días, en mi casa me ha perjudicado mucho económicamente la pandemia”, contó Oscar mientras disfrutaba de un café americano con dos facturas junto a su mujer.

“Mirá, sinceramente quise venir con mis hijos porque cobré hoy, pero no es fácil en mi caso traerlos seguido a que coman algo distinto. Está todo muy caro y el sueldo no alcanza para nada. Tampoco me gusta esto de estar al aire libre, por más calefacción que pongan no es lo mismo que poder sentarse adentro”, esbozó Julieta mientras esperaba el almuerzo.

Por otro lado, Miguel, que es un fiel cliente de un bar local, opinó: “Yo vengo todos los días a tomarme aunque sea un café. Estamos en medio de una crisis muy grande y creo que es conveniente ayudarnos entre todos. No haré la diferencia, pero intento ponerme en el lugar de dueños y empleados, ya que nadie la está pasando bien”.

Fase 2 vs. confinamiento

En comparación con el escenario de confinamiento, el de fase 2 genera algo menos de presión sobre las actividades comerciales, sociales e incluso educativas. Este fin de semana deberá volverse al confinamiento estricto, por decisión del Gobierno nacional, para controlar los contagios. El lunes se retoma la vuelta a fase 2.

Un repaso, medida por medida. Bares y restaurantes ganan una hora de actividad (en el confinamiento debían cerrar sus locales a las 18:00) y también la posibilidad de recibir clientes en mesas ubicadas al aire libre.

El comercio no esencial, en tanto –siempre comparando el escenario de fase 2 con el del confinamiento–, accede a la posibilidad de abrir sus locales para realizar ventas, aunque deberán hacerlo sin permitir el ingreso de los clientes. Atención de la puerta hacia fuera es la fórmula: algo que ya se venía viendo en nuestra ciudad.

La restricción a la circulación de las personas no esenciales también es más breve en fase 2. La veda rige entre las 20:00 y las 6:00. En confinamiento la prohibición fue de 18:00 a 6:00.

E incluso la educación en fase 2 tiene permitido algo más de actividad que en el confinamiento. Mientras en el esquema nacional estuvo desactivada la presencialidad en todo el sistema educativo, en el escenario que comenzará a implementarse este lunes habrá encuentro cara a cara entre alumnos y docentes de Educación Especial.