33.9 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 20 enero, 2022

Edición N° 3931

BARRACAS CENTRAL – QUILMES, LA FINAL POR EL SEGUNDO ASCENSO

El Cervecero y el Guapo avanzaron a la definición del Reducido de la Primera Nacional, y se jugarán mano a mano el ascenso a Primera el próximo martes 21, en partido único en cancha neutral. Quilmes le ganó 1 a 0 a Ferro con un insólito penal, en tanto que Barracas superó 3 a 2 a Almirante Brown.

Anselmi le dio el triunfo al Cervecero sobre Ferro.


Barracas Central y Quilmes eliminaron a Almirante Brown y Ferro, respectivamente, y definirán el martes de la semana que viene el segundo ascenso a Primera División (el primero fue de Tigre).

Barracas le ganó en su estadio a Almirante Brown por 3 a 2. El encuentro se llevó a cabo en el estadio Claudio “Chiqui” Tapia y los tantos del “Guapo” fueron anotados por Gonzalo Paz y Bruno Cabrera, ambos de cabeza, y Lucas Colitto, todos en el período inicial; descontaron el paraguayo Wilson Chimeli y Leandro Guzmán, en la etapa complementaria, para el “Aurinegro”.

Tras el 0 a 0 en la ida de la semana anterior en Isidro Casanova, Barracas salió al campo con premisa de adueñarse del juego, el partido y el pasaje a la final por el segundo ascenso. Los conducidos por el periodista Rodolfo De Paoli dominaron las acciones, con mucha presión alta en tres cuartos de cancha del rival y buen manejo del balón, bajo la conducción de Lucas Colitto e Iván Tapia.

A los 27 minutos, tras un córner desde la derecha, Gonzalo Paz, de cabeza, venció a Ramiro Martínez, quien nada pudo hacer para evitar la apertura en el marcador y la justificada ventaja de Barracas. Tres minutos más tarde, tras otro córner pero desde la izquierda, un falso despeje defensivo y posterior centro desde la derecha de Vázquez, Bruno Cabrera, con un certero cabezazo, superó nuevamente a Ramiro Martínez y estableció el 2 a 0.

Almirante no asimiló el golpe y siguió perdido en el campo; para colmo Diego García quiso ceder el balón hacia atrás para su guardameta y habilitó a Lucas Colitto, quien eludió a Martínez y señaló el 3 a 0 a los 42.

El segundo tiempo parecía que estaba de más, ya que Barracas, cómodo con el resultado, dejó que transcurra el tiempo, se retrasó e hizo correr la pelota; mientras que Almirante era todo impotencia, pero imprevistamente descontó en un rápido ataque y una muy buena definición de Wilson Chimeli, a los 33 minutos.

El gol despertó el “amor propio” de Almirante, que se puso a tiro del partido cuando Leandro Guzmán, a los 38, anotó por encima de la salida de Maximiliano Gagliardo, tras una excelente habilitación de Diego García. 3 a 2 y suspenso impensado en un encuentro que minutos antes parecía terminado.



Así fue hasta la conclusión del partido, con la visita tratando de empatar y con los festejos posteriores de Barracas Central por acceder al partido decisivo, con la esperanza de poder ascender a la Liga Profesional, luego de perder la primera posibilidad al caer 1 a 0 en la final del certamen ante el campeón Tigre.

Quilmes, con polémica

El Cervecero le ganó a Ferro por 1-0 en el Estadio Centenario y, tras el 1-1 en Caballito, se metió en la final por el ascenso.

Un primer tiempo con muchos condimentos se disputó en el Sur, al nivel de lo que había en juego. Facundo Pons sacudió la modorra con un cabezazo en el travesaño, y la visita respondió con Emiliano Ellacopulos, que se topó con Rodrigo Saracho. También, Sebastián Olivares puso a prueba en el área la resistencia de la camiseta de Pons, pero para Lamolina, fiel a su apellido, fue “siga, siga”.

Mariano Pavone tuvo su chance más tarde con un centro que casi se le cuelga del ángulo a Marcelo Miño, y cerca del descanso el Verdolaga tuvo dos: Saracho mandó al córner un sablazo de Claudio Mosca y Pons le trabó el remate a Tomás Molina cuando se relamía.

En el complemento empezó mucho más picante el equipo de Facundo Sava. Un centro de Julián Bonetto casi complica a Miño; enseguida Pavone erró de taco. Pier Barrios quiso fusilar de cabeza al arquero, pero el tiro le salió al cuerpo. Hasta que a los 29, también con polémica, se inclinó la balanza.

El ingresado Federico Anselmo llegó a posición de gol por derecha y al disparar chocó con Miño. Lamolina vio una falta incomprensible y, a los 31, el mismo Anselmo la cambió por gol con un remate a la derecha del guardameta.

El tramo final fue creciente en emotividad, con Ferro intentando avanzar con más corazón que fútbol y Quilmes jugando a cortarle el juego. Al final, parate mediante por algunos desórdenes en las tribunas, no se movió el marcador y todo el premio fue del Cervecero: volverá a Primera División si se queda con la definición frente a Barracas Central.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!