BODART: “LA UNIDAD DE IZQUIERDA ES UN GRAN LOGRO, PERO HAY QUE AMPLIAR EL FRENTE”

El primer precandidato a Diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en el Movimiento Socialista de los Trabajadores dentro del FIT Unidad, Alejandro Bodart, pide una mayor apertura del frente a otros sectores que comulgan con la Izquierda. De cara a las PASO en las que dirimirá interna con la lista que encabeza Nicolás del Caño, el secretario general del MST sostiene que “es necesario abrir más el Frente para incorporar a esa masa crítica que, incluso, también está presente en los partidos tradicionales”.

El primer precandidato a Diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Alejandro Bodart, estuvo este viernes en San Nicolás en el marco de una recorrida de campaña que viene realizando por el interior bonaerense. El MST integra el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT Unidad), y deberá dirimir internas con la lista que encabeza Nicolás del Caño dentro del Frente de Izquierda.

“Hay unidad de la izquierda y eso es importante, aunque nosotros creemos que falta integrar a algunos otros partidos menores. Nosotros entendemos que el FIT, tal como está conformado, tiene un techo. Y lo que buscamos es que en pocos años el FIT se transforme en una alternativa de gobierno. No nos conformamos con un diputado más o uno menos. Lo que queremos es una unidad más amplia, que no haya sectarismo dentro del Frente. Vemos que dentro del Frente hay cierto dogmatismo que lleva a creer que nada se tiene que cambiar, y desde el MST creemos que es necesario abrir más el Frente para incorporar a esa masa crítica que, incluso, también está presente en los viejos partidos”, aseguró Alejandro Bodart en diálogo con periodistas del programa «Pila y Media» (Radio U).

“Nosotros estamos convencidos de que la unidad en el FIT es un gran logro, pero no queremos que el espacio sea solo un Frente electoral. Tenemos que abrir más el Frente para que esa gente desencantada con Alberto Fernández, por ejemplo, pueda venir a nuestro Frente”, explicó el dirigente del MST. “También hay mucha otra gente que tiene su corazón en la izquierda, como movimientos sociales, de defensa del medioambiente, gremiales, etc. Pero la estructura que tiene hoy el Frente impide que esa gente pueda incorporarse, pueda tener voz y voto en nuestro Frente”, añadió.

Alejandro Bodart encabeza la lista 504 del Frente de Izquierda de los Trabajadores, que postula a Vilma Ripoll y a Nicolás Mileo en los primeros lugares.

Redistribuir

Las propuestas del MST buscan modificar el statu quo para generar un nuevo orden que incorpore a los sectores postergados.

“Nosotros le decimos a la gente que hay salida a los problemas, pero para ello hay que tocar intereses. La provincia de Buenos Aires es muy desigual. El 1% de la población tiene lo que, prácticamente, le falta al resto. Hay 1000 familias que son las dueñas de la provincia de Buenos Aires. Son dueñas de la tierra, de los bancos, de las fábricas. Y cada vez quieren más a costa del resto de los bonaerenses”, dijo Bodart. Y agregó: “No es que en la pandemia todos la pasamos mal. Hay un sector que la pasa cada vez mejor. Sin tocar esos intereses y sin distribuir la riqueza es muy difícil solucionar el resto de los problemas. Esta es nuestra propuesta, que claramente choca con las de las fuerzas tradicionales. Es decir, la verdadera grieta es entre ese 1% y el resto de los argentinos”, añadió el secretario general del MST.

Para Bodart “es imprescindible que la izquierda llegue a las Cámaras porque es ahí donde se abordan los problemas de la gente. Si la izquierda se sienta en una banca, es para discutir los problemas de la gente. De toda la gente, porque es la izquierda la que conoce mejor que nadie lo que le pasa a un vecino de San Nicolás, de La Matanza o de cualquier otro distrito. Es la izquierda la que saca a la luz las demandas de los que muchas veces no pueden hacer oír su voz. Por eso estoy convencido de que si la izquierda sale fortalecida de este proceso electoral, se va a encender una luz de esperanza para que las cosas empiecen a cambiar en este país. Hace falta otra alternativa fortalecida que ponga en la agenda de debate aquellos temas que los partidos hegemónicos no quieren poner en discusión”.