CADA VEZ SON MÁS JÓVENES LAS PAREJAS INVOLUCRADAS EN EPISODIOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Lamentablemente las crónicas policiales dan cuenta de que los episodios de violencia de género no dejan de crecer y que tristemente las parejas involucradas son en su mayoría jóvenes, apenas adolescentes que terminan las relaciones con violencia y amenazas. Hechos irracionales que sorprenden a las fuerzas de seguridad y que preocupan a las autoridades.

En la edición de ayer de EL NORTE, describíamos serios hechos de violencia en barrio Los Viñedos que sorprendieron a los vecinos por su intensidad y se viralizaron en las redes sociales. La realidad sigue su paso y se repiten episodios de violencia que generan estupor por lo absurdo que se presentan en ocasiones.

Fue a raíz de un llamado al 911 que personal de la Policía local se hizo presente en una vivienda de calle Álvarez al 500 aproximadamente, donde, apenas llegaron al lugar, procedieron a aprehender a un joven de 18 años que se encontraba sumamente alterado y al ser identificado por los agentes opuso feroz resistencia para luego ser reducido.

Al preguntar por lo sucedido, los efectivos tomaron conocimiento de que el muchacho, momentos antes, había ido a la casa de su expareja de 17 años, con la que discutió y en cierto momento de la riña le intentó quitar su teléfono celular. Al no poder lograrlo, antes de retirarse y solo por generar daños, cortó los cables de luz de la vivienda.

El aprehendido, que no se electrocutó de suerte, fue trasladado a sede de la Comisaría Tercera, donde se le iniciaron actuaciones por daño.

A una cuadra

Increíblemente y solo a una cuadra del lugar mencionado, efectivos policiales fueron convocados por un nuevo episodio de violencia de género que no estaba relacionado con el anterior.

Al llegar al sitio indicado, procedieron a la aprehensión de un joven de 21 años, quien momentos antes, tras mantener discusión con su expareja de 19 años, la habría agredido verbalmente y amenazado de muerte.

Como se puede apreciar, genera una desagradable sorpresa lo joven que son las exparejas involucradas en episodios de violencia de género, dato no menor y que se viene repitiendo en las denuncias efectuadas en la Comisaría de la Mujer y la Familia.

Amenazas

También en Rivadavia al 500, hubo otro episodio de violencia familiar que requirió de la presencia de efectivos de la Policía local quienes aprehendieron a un hombre de 41 años, que momentos antes había ejercido violencia verbal hacia su pareja de 38 años. En este caso, el aprehendido recuperó la libertad al no presentar impedimentos legales a la fecha actual. Interviene el Juzgado de Familia en turno.

Buscado

Asimismo, personal del Comando de Patrullas, en momentos en que efectuaba recorridas de rutina, intentó identificar a un hombre de 24 años, el cual primero trató de huir y al ser interceptado esgrimió un arma blanca con la cual amenazó a los efectivos intentando resistirse. Los agentes redujeron al agresor sin que este lograra dañarlos. Se le secuestró una cuchilla tipo Tramontina. Además, al chequear los datos del mismo se pudo corroborar que el imputado registra un pedido de captura activa a requerimiento del Juzgado Correccional N° 3 Departamental.