7.6 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 22 septiembre, 2021

Edición N° 3814

CAMAROTES INTEGRADOS A LA ARQUITECTURA

PROPUESTAS DE DISEÑO

Mientras la mayoría de las personas viven en centros urbanos y hacen uso de espacios habitables cada vez más pequeños, la modularidad en la arquitectura de interiores se ha vuelto cada vez más recurrente. Los camarotes y los dormitorios abuhardillados se han convertido en una solución efectiva para maximizar los metros cuadrados. En este artículo, algunos ejemplos, presentando distintas configuraciones y materiales.



Los camarotes o literas –espacios para dormir que se elevan por sobre el nivel del piso– suelen pensarse exclusivamente en habitaciones de niños y adolescentes. Si bien son una excelente solución para entregar un lugar cómodo para dormir ahorrando una buena cantidad de espacio, son ideales para variedad de propósitos y aplicaciones.

Generando interiores más dinámicos y adaptables, los camarotes o camas altas permiten el uso de una misma área dos o más veces, representando una ganancia muy importante en habitaciones pequeñas. La cama inferior también se puede usar como sofá cama, o tal vez el espacio debajo de una cama alta podría usarse como espacio de almacenamiento, escritorio o como espacio para otros muebles.



El uso del mismo elemento tanto en los camarotes como en las paredes asegura una mayor solidez de las unidades para dormir, entregando una cierta unidad visual en un espacio y reforzando su intención de diseño como un mobiliario integrado.

Materiales

Otra propuesta puede resultar accesible a través de una escalera construida con tubos de metal. Los camarotes con estructura de madera crean un espacio sólido y bien equipado para dormir y jugar. Si bien el área es compartida, cada cama puede conservar una cierta sensación de privacidad.

El uso de materiales atemporales y cálidos, como la madera, es un buen comienzo para diseñar un espacio adecuado para los niños, que pueda funcionar tanto de día como de noche.

Ubicar los camarotes estratégicamente para que miren hacia una vista en específico (en lugar de mirar hacia una pared), puede ser una excelente manera de minimizar la claustrofobia en unidades cerradas, aumentando el confort del usuario.

Consejos

Agregar iluminación a las unidades individuales es una consideración práctica que hace que el camarote cerrado se sienta más como una pequeña habitación individual que simplemente como una cama.

Ubicar el acceso a los pies de la cama, en un camarote completamente cerrado, puede ser más seguro y eliminar las preocupaciones en relación con las caídas en medio de la noche.

Aunque los camarotes abiertos ofrecen menos privacidad, también pueden brindar la comodidad “sin barreras” de dormir en una cama tradicional.

Jugar con la geometría y la disposición de los camarotes puede potenciar el carácter y el atractivo del diseño de la habitación completa.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!