CAMPAÑA CONTRA LOS PRODUCTOS ROBADOS

El jefe a cargo de los controles, Luciano Vallejos, aclaró que la intención no es dañar al comerciante, sino alertar sobre delitos contravencionales.

Uno de los objetivos: los celulares robados. WEB

Luciano Vallejos, jefe de la División Judicial de la Unidad Regional VI de Policía, informó que, por pedido de la Jefatura, están desarrollando controles e inspecciones en distintos rubros comerciales, como por ejemplo compraventa de celulares usados, o compraventa de chatarra; con la finalidad de prevenir delitos contravencionales que pueden darse dentro de estos medios. “Por ejemplo, si se roba un celular no sólo perseguir al delincuente, sino ver quién lo vende y quién lo compra, así hacerle entender a la ciudadanía y al comerciante el riesgo de comprar un celular aunque se tengan buenas intenciones, sin conocer la procedencia y demás”, explicó.

En ese marco, se llevó a cabo una inspección en un comercio dedicado a la compraventa de celulares y se secuestraron 16 equipos de lo cuáles no se pudo establecer su procedencia (ver nota aparte).

En estos casos, Vallejos aclaró que “quizá sea una costumbre y no se toma en cuenta el riesgo de comprar un celular que posiblemente haya sido robado. Se debe tomar conciencia y saber quién lo vende y cómo es que lo tiene”, agregó. Además, días antes en una chatarrería se procedió al secuestro de 80 kilos de cobre “que posiblemente sean de industrias o alumbrado público”.

En ambos casos, los elementos secuestrados quedaron a disposición de la Fiscalía. “Se da cuenta inmediatamente una vez que se da el positivo”, aclaró.

Por otra parte, Vallejos comentó que también se están recorriendo los hospedajes a fin de saber quiénes son las personas que se registran en los mismos. “Viene gente de afuera, se queda dos o tres días y necesitamos saber quiénes son. Es necesario, y está dentro de un código de convivencia entre varios rubros que en la jerga se los conoce como sensibles; en donde tienen que ser identificadas sí o sí las personas”.
En este marco, el jefe de División Judicial anticipó que las recorridas continuarán en hospedajes, comercios de compraventa, talleres de motos, entre otros lugares y enfatizó: “Acá no está la intención de dañar al ciudadano, sino que tome conciencia”.