21.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 27 octubre, 2021

Edición N° 3849

CARBOQUÍMICA: ECHARON A TODOS LOS TRABAJADORES

Un nuevo capítulo se vuelve escribir en la historia de la empresa Carboquímica. Echaron a todos los trabajadores sin entregarle el telegrama de despido.

En la empresa se producen brea, aceite fenolado, aceite solway y aceite de antraceno. ARCHIVO


Lo hicieron enviándoles una fotocopia y les dijeron que pasaran por la administración para recibir la liquidación final.



La empresa, según informaron los trabajadores, seguía produciendo pese a estar clausurada por el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible). En total son siete los despedidos.

La compañía, que se encuentra ubicada en la punta norte del partido de Ramallo, además tiene personal contratado, informaron a este medio. Uno de los trabajadores que dialogó con EL NORTE, señaló: “Nos echaron, nos hicieron trabajar todo el día como perros y cuando nos íbamos nos mostraron una fotocopia de despido, sin causa, sin ningún motivo”.

Sin motivo

El hombre estaba indignado por el trato que fueron recibiendo en todos estos meses, indicó que “todo fue sin demasiadas explicaciones, nos echaron sin motivo. Recibimos la fotocopia del telegrama, no un telegrama de despido”.

En el inicio del diálogo recordó que “la jornada fue como tantas otras, de intenso trabajo con sustancias químicas. Nos hicieron trabajar todo el día y después nos dieron el telegrama, somos siete los despedidos. Además hay un gerente, tres supervisores y personal de empresas contratistas, pero a ellos no los echaron”´, aclaró.



Los Bonavota

Consultado sobre los propietarios de la empresa, el obrero dijo: “Los hermanos Gustavo y Mariano Bonavota son los dueños, pero ellos están en Buenos Aires, no vienen muy seguido. Nosotros estuvimos produciendo a pleno todos estos días, por eso nos llamó la atención los despidos. ¿Causa del despido? Sin causa… No hay motivos. Mientras hicimos una producción de la que se llevan 50 o 60 millones de pesos de ganancias. Nos hicieron producir obligándonos con amenazas y la empresa parcialmente está clausurada. Y nos hicieron trabajar igual… ¿Sabes cuánto ganó yo de sueldo? Veinte mil pesos por mes”.

La falta de apoyo sindical parece ser otra arista del problema.



Sin gremio

Consultado sobre si tuvieron apoyo gremial, señaló: “Nosotros no tenemos gremio. Nada. Vamos a presentarnos a las seis de la mañana… Hoy llamamos al Ministerio de Trabajo y no nos pudimos comunicar. Mañana vamos a tener un abogado, para poder defendernos. Nos hicieron trabajar todo el día y nos enviaron una fotocopia, y nos dijeron que teníamos que esperar la liquidación final. Mañana esperamos que vengan del ministerio. Ellos produjeron con la empresa clausurada, tienen gente trabajando en negro. Hoy nos amenazaron con que iban a llamar a la policía”.

A medida que continuaba la charla, el trabajador expresaba su profundo malestar mostrando la vulnerabilidad que tienen en este escenario donde el trabajo no abunda: “El gerente y los supervisores nos hicieron producir teniendo la planta clausurada. Vamos a denunciar lo que pasa adentro”.



 “La empresa produce brea, naftalina, derivados del alquitrán. La planta estaba clausurada por el OPDS, incluyendo vestuarios y comedor, porque la gente no puede estar ahí dijeron. Nos hicieron producir y nos prometieron un aumento de sueldo que no cumplieron. Mientras no llegue el telegrama, nos vamos a presentar a trabajar”, concluyó el exempleado de la compañía.

Un poco de historia

En 1970, se formó Carboquímica Argentina Sociedad Mixta con una planta que se instaló en Ramallo (provincia de Buenos Aires) y para 1994 la familia Bonavota compró las acciones estatales de la compañía, que pasó a ser Carboquímica del Paraná S. A.

En la empresa se producen brea, bitumen, creosota creocarbo, aceite fenolado, aceite solway y aceite de antraceno.



En marzo de este año, la empresa Carboquímica del Paraná S. A. fue condenada por el Juzgado Federal de San Nicolás a partir de una causa iniciada por la denuncia de la ONG Fomea. La firma debía “realizar tareas de recomposición ambiental” tras determinar la Justicia que “generó un desastre ambiental en las costas del río Paraná. El OPDS también fue responsabilizado por incumplir “su misión legal”.

El fallo de la Justicia Federal tuvo otro agregado que sumó importancia: no solo se condenó a la empresa denunciada, sino también a la propia Provincia, luego de que se comprobara que su organismo de control, el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) había “incumplido su misión legal”, algo que para los jueces de la causa resultó algo significativo.



Según la organización ambiental que llevó el caso a la Justicia, la empresa condenada “generó un desastre ambiental en las costas del río Paraná, contaminando severamente con restos del destilado de alquitrán de hulla, un amplio sector aledaño a la planta, afectando suelo, barrancas, bosques nativos, humedales y el propio curso del río Paraná, la contaminación constatada afectó la biodiversidad de ese valioso entorno natural”.


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!