14.3 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 28 enero, 2022

Edición N° 3940

CAROLINA DELL’ OREFICE: “QUIERO HACER UN IRONMAN”

La nicoleña fue reconocida en la entrega de premios Plumi como la más destacada del 2021 en Duatlón / Triatlón, siendo la primera mujer en ganar la estatuilla en esta disciplina. Reconoció que “no fue una temporada normal”, y contó que tiene ganas de ir por el Ironman “full”, que duplica la distancia en la cual hoy se siente más cómoda.



EZEQUIEL GUISONE

secciondeportes@yahoo.com.ar

Por primera vez en la historia de los premios Plumi, una mujer se quedó con la terna de Duatlón / Triatlón. Después de estar ternada en varias oportunidades, en la última edición Carolina Dell’Orefice se quedó merecidamente con la estatuilla. Para la disciplina no fue un año “normal” el 2021, ya que el regreso a la competencia tras la etapa más dura de la pandemia se dio de manera esporádica.

“No fue un año muy normal; al principio de 2021 pude correr un par de carreras, que fueron el Olímpico de Almafuerte y un Short en Baradero. Después tenía programado hacer dos medio Ironman y nos cancelaron los dos”, contó Carolina. “Luego empezamos a preparar el Mundial 70.3 que era el 7 de septiembre; entrenamos a full, estuvimos tres meses entrenando muy duro, y el 1 de septiembre nos avisan que nos cancelaban los vuelos. Faltaba una semana para viajar, empezamos a buscar, tratar de conseguir vuelos pero no hubo manera de llegar a Utah. Eso fue bastante frustrante porque habíamos entrenado mucho. Julio y agosto fueron dos meses de mucho entrenamiento, fines de semana entrenando 5 o 6 horas, por eso fue frustrante. Es lo que nos gusta, pero también es cierto que uno deja de hacer cosas para entrenar”, agregó luego la triatleta nicoleña.

“Al caerse lo del Mundial decidimos ir a Tandil a un Duatlón, y después yo hice a un Tria más. Ahora ya estoy viendo qué correr para el año que viene. Fue un año bastante atípico el 2021, no fue la vuelta por completo a la actividad y las carreras, hubo bastantes cancelaciones y no sabemos cómo va a seguir tampoco. Tenemos Punta del Este en marzo y no se sabe si se va a correr o no. Si programas mucho la carrera no sabés si la vas a correr, por eso hay que seguir entrenando mucho. Yo ahora tomé la decisión de seguir entrenando, y carrera que aparezca la voy a ir a correr. Sin programar tanto el calendario para el 2022, porque de todo lo que programé para el año pasado, más de la mitad no se concretó”, aseguró.



El premio

“Estoy muy contenta con el reconocimiento y agradecida con todos los periodistas que me dieron el Plumi, que si bien uno no lo hace para obtener el reconocimiento de los demás sino porque a uno le gusta, siempre es lindo esa clase de reconocimiento”, remarcó la nicoleña, y agregó: “Ese reconocimiento a uno también lo motiva para seguir entrenando en estos días de calor… es lindo siempre y más que nada viniendo de los periodistas, que laburan a full en esto y le dan mucha manija al atletismo y al triatlón”.

“A los triatletas nos gusta el calor, nos gusta entrenar con calor, nos gusta sufrir un poco”, reconoció entre risas Carolina. “Hay una gran cantidad de personas que hacen tanto triatlón como atletismo en San Nicolás. El triatlón es un deporte muy lindo y muy completo”, definió.

“La primera de las tres disciplinas que hice fue correr. Creo que en 2014 corrí los primeros 10K Ternium acá, que empecé a entrenar en agosto para correr en octubre, y ahí arranqué. Ya en 2016 me animé a correr un Tria cortito, y ahí me gustó y empecé a entrenar más. En 2017 me anoté en un medio Ironman, y ahí tuve que empezar a entrenar más de lo que venía entrenando. Y una vez que arrancás no parás más”, señaló. El medio Ironman se compone de 1900 metros de natación, 90K  de ciclismo y 21K de pedestrismo. “Cecilia Rubianes fue la culpable de que entre en este mundo”, tiró entre risas. “Yo en principio iba por carreras más cortas y ella me insistía con que fuéramos por un ‘medio’; yo pensaba que era mucho, pero ella me fue incentivando para que lo hiciera”.

Ahora ya no necesita a nadie que la incentive. Lo sobra motivación. “Quiero hacer un Ironman”, tiró. “Para correrlo tengo que contar con el tiempo para poder entrenarlo. Lleva un poco más de tiempo que un medio, más que nada los fondos. Mi entrenador (Gabriel Dela Matia) dice que no es mucho más. A mí la media distancia me gusta mucho, pero quiero hacer un Ironman, y después te diré si me gustó o no la larga distancia. Pero hay que entrenarlo para no pasarla mal en la carrera, no es pavada, son muchas horas, hay que respetarla a la distancia”, analizó. El Ironman consiste nada menos que en 3.8K de natación, 180K de ciclismo y 42K de pedestrismo. 



Cuando se le preguntó sobre el triatlón que más disfrutó, no dudó: “Me gustó mucho Bariloche 2020”. Me encantó esa carrera, pude disfrutar el paisaje, disfruté mucho esa carrera, con un clima espectacular. Otra fue Punta del Este 2019, que también me gustó”.

También se animó a las carreras de montaña. “La única que corrí fue La Cumbrecita, 21K, y me gustó. Quiero hacer el Cruce Columbia, no sé si el año que viene o más adelante, pero me gustaría, es un proyecto que lo tengo ahí pendiente”, contó, y cerró: “Lo que sea que a uno le guste es positivo: moverse, tener una disciplina, una vida saludable, uno se siente mejor, tiene mejor ánimo… cualquier deporte que a uno le guste hace bien”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!