25 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 9 octubre, 2021

Edición N° 3831

CLÍNICA SAN NICOLÁS, UN SIGLO DISPENSANDO SERVICIOS DE SALUD

CUMPLE CIEN AÑOS ESTE MARTES

No son muchas las instituciones que puedan acreditar cien años de servicio a una comunidad. La Clínica San Nicolás ingresará este martes a ese selecto grupo. La celebración central del efector sanitario de Rivadavia 96 consistirá en un reconocimiento al personal que le puso el cuerpo a la lucha contra el Covid-19, con la presentación de una placa que recoge los nombres de cada uno de los involucrados en la descomunal tarea.

En su centésimo aniversario, la Institución reconocerá la labor de su personal durante la pandemia de Covid.

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar



Fundada el 12 de octubre de 1921, la Clínica San Nicolás celebra este martes su aniversario número cien: un siglo ya velando por la salud no sólo de los nicoleños, sino de todos aquellos que desde otros puntos del país y del mundo han encontrado en la institución de Rivadavia 96 las urgentes respuestas que necesitaron. En los extraordinarios tiempos de pandemia que corren, el efector que tiene como Director Médico al Dr. Roberto Fernández Viña y como Presidenta de su Directorio a la Dra. Liliana Camozzi es uno de los tres que trabajó –y lo sigue haciendo, aunque ahora en un contexto de situación epidemiológica menos acuciante– en la primera línea de la lucha contra el Coronavirus.



Este martes, la Clínica consignará el hito del siglo de vida alcanzado con un gesto de agradecimiento: un reconocimiento al personal que desde hace más de un año y medio le viene poniendo el cuerpo a la extenuante tarea de combatir el Covid-19. Será con el sencillo descubrimiento de una placa instalada en el hall principal de su edificio sanitario, que recoge uno por uno los nombres del centenar de profesionales médicos, enfermeros y enfermeras, camilleros, cocineros y administrativos que presta servicios en la Institución.

“En este aniversario, nosotros queremos rendir un sentido homenaje a nuestros héroes silenciosos, que fueron nuestros empleados. En el duro contexto de esta pandemia, ninguno de ellos se excusó de la responsabilidad que les tocó afrontar. Estuvieron todos presentes, siempre. No hubo ausencias. Vinieron siempre a trabajar, aun sabiendo no sólo que podían contagiarse ellos, sino que también podían volver a sus casas y acaso contagiar a sus seres queridos. Además, toda esa gente trabajó denodadamente para que la Clínica, como Institución, pudiera dar a sus pacientes que llegaban por otras patologías todas las medidas de seguridad necesarias para que no se contagiaran de Coronavirus”, señaló en diálogo con EL NORTE el Dr. Roberto Fernández Viña.

Equipamiento e Investigación

No sólo la atención de la propia enfermedad ocupó a la Clínica durante la emergencia sanitaria, sino también el desarrollo de importantes investigaciones. Por ejemplo, todo el trabajo orientado al tratamiento con las denominadas células mesenquimales extraídas de tejidos grasos o del cordón umbilical. De todos modos, a diferencia de otros países la Argentina decidió no optar por este tipo de alternativa terapéutica que en otras latitudes arrojó muy buenos resultados en el combate contra el Covid-19, siendo el primer centro del país y tal vez del mundo que aplicó Plasma de Pacientes convalecientes para tratar el Covid-19, modelo terapéutico  que fue repetido exitosamente en todo el planeta por iniciativa de los médicos e investigadores del a Clínica San Nicolás encabezado por los Dres. Roberto y Matías Fernández Viña, siendo este último quien organizó  con la Dra. Liliana Camozzi el Banco de Plasma de pacientes curados de Covid-19, primero en una clínica privada en el país.



También existieron importantes investigaciones y desarrollos en técnicas terapéuticas  junto al  tratamiento con plasma de pacientes convalecientes de Covid-19,  y fue la administración de muy bajas dosis de corticoides para tratar procesos inflamatorios (iniciativa del Dr. Lorenzo Fernández Viña), e incluso con el denominado ibufrofenato (ibuprofeno inhalado que fue proporcionado por la Farmacia García en forma gratuita para los pacientes).

La institución privada mantiene su apuesta tecnológica, incorporando equipamiento que la convierten en una de las clínicas con mayor complejidad instalada en el norte de la provincia de Buenos Aires.

En la Clínica San Nicolás no solamente se brindan servicios médicos sino que además la entidad cuenta con su área de Docencia, con formación de médicos residentes en Cardiología y Radiología. Se creó –hace ya cerca de 14 años– una Escuela de Medicina de Posgrado, con una Residencia en Cardiología, que ha formado  a un sin número de cardiólogos que no sólo ejercen en nuestra ciudad sino en otras localidades. 



Además, la Clínica también cuenta con un Departamento de Investigaciones Médicas con destacado nivel internacional por sus logros científicos, y es una unidad académica de Maimonides, una de las más prestigiosas universidades privadas de la Argentina. También es área de educación para alumnos de PFO de la UAI de Rosario. 

Células madre: pionera

En cuanto al aporte en investigación y conocimiento, no son pocos los logros de la Clínica que fue pionera y es referente internacional en diversos tratamientos a partir de células madre. “Esto es un desarrollo que iniciamos en 2001. En San Nicolás hicimos el primer implante de células madre practicado en nuestro país, cuyo objeto en aquel caso había sido el de regenerar tejido muscular cardíaco. Fue el primer implante en toda América y el segundo en el mundo entero, junto con el Dr. Francisco Fernández Avilés, de Valladolid (España), director en aquel momento del Instituto de Ciencias del Corazón (ICICOR). Después de esa primera experiencia desarrollamos un protocolo propio para la implantación de células madre en pacientes con insuficiencia cardíaca y angina de pecho crónica”, repasó Fernández Viña. De hecho, la técnica desarrollada en San Nicolás es la que hoy se implementa en todo el mundo.

Durante el extenso proceso de investigación según estrictos protocolos, en articulación en aquel momento con el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y en colaboración con centros de investigación científica de otros países, la Institución nicoleña llegaría luego a la posibilidad de regenerar páncreas de pacientes diabéticos, también con células madre. También fueron surgiendo aportes metodológicos para el tratamiento de pacientes con Enfermedad de Parkinson, con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y, también, desde 2007 para la regeneración de tejido pulmonar en pacientes que sufren de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).



“Esta investigación es lo que ha servido actualmente como base para la regeneración de pulmones de pacientes que han sufrido severas secuelas como consecuencia del Covid, con resultados que realmente son fantásticos”, destacó el Director Médico de la Clínica San Nicolás.

Reseña

Un siglo atrás, un núcleo de médicos que coincidían en que San Nicolás debía contar con un sanatorio que tuviera a su alcance todos los adelantos de la ciencia, resolvió ponerse a trabajar con tenacidad para llevar esa iniciativa a feliz término. Fue así que el 12 de octubre de 1921, fue inaugurada esta casa, siendo Socios Fundadores los Doctores Pedro Dedomenice, Cirilo Sáenz, Juan Amestoy y Miguel Olivera Córdoba


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!