16.1 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 17 abril, 2024

Edición N° 4751

Cohete explota poco después de su lanzamiento en Japón

La startup Space One, con sede en Tokio, tenía como objetivo convertirse en la primera empresa privada del país en poner un satélite en órbita

Un intento de lanzamiento de un cohete por parte de la empresa privada japonesa Space One terminó en una explosión poco después de su despegue inaugural el miércoles. La startup con sede en Tokio buscaba convertirse en la primera empresa japonesa en poner un satélite en órbita.

Kairos, un cohete de combustible sólido de 18 metros de largo, llevaba un satélite experimental de inteligencia gubernamental. El cohete explotó en el aire cinco segundos después del lanzamiento, y los escombros cayeron sobre una zona montañosa cercana y al mar, según el periódico Japan Times.

Imágenes de noticias en vivo del evento transmitidas por la televisión local mostraron fragmentos del cohete tirados en el suelo, mientras los bomberos intentaban extinguir un gran incendio. El incendio fue extinguido y nadie en el terreno resultó herido, según el gobierno local.



El lanzamiento fue altamente automatizado y el cohete fue programado para autodestruirse si detectaba errores en su trayectoria de vuelo, velocidad o sistema de control que pudieran causar un accidente que pusiera en peligro a las personas en tierra, según explicó Reuters citando a Space One.

“El cohete interrumpió el vuelo después de considerar que el cumplimiento de su misión sería difícil”, dijo el presidente de Space One, Masakazu Toyoda.

La empresa no especificó qué provocó la autodestrucción y se comprometió a llevar a cabo una investigación. No dijo cuándo estaba programado el próximo lanzamiento.



Space One fue creada en 2018 por un consorcio de empresas japonesas y, según Toyoda, tiene como objetivo ofrecer “servicios de mensajería espacial” a clientes nacionales e internacionales, con planes de lanzar 20 cohetes al año a finales de la década de 2020.

El mes pasado, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón lanzó con éxito su nuevo cohete insignia, el H3, después de años de retrasos y dos intentos fallidos anteriores, que habían puesto en duda las ambiciones espaciales de Tokio. En julio pasado, el motor de un cohete japonés Epsilon S explotó durante una prueba unos 50 segundos después de la ignición. Era una versión modernizada del cohete Epsilon que no se había lanzado en octubre de 2022.

error: ¡Contenido protegido!