COMERCIO ACORDÓ UN 10% EXTRA EN LA REAPERTURA DE PARITARIAS

En reapertura de paritarias el gremio acordó el pago de un bono de $4.000 a cobrarse por única vez en la segunda quincena de agosto y un aumento del 9% para noviembre. Esto eleva al 42% el incremento anual que en abril pasado se había firmado por el 32%. Por otra parte, la máxima dirigente mercantil local, María Delia Dignani, aseguró que “seguimos preocupados por la situación de los empleados de Garbarino”.

En el marco de la reapertura de paritarias, el Sindicato de Empleados de Comercio acordó el pago a trabajadores de un bono de 4.000 pesos, por única vez, en la segunda quincena de agosto. Además, se incorporó un nuevo aumento que corresponde a noviembre, del 9%. Esto elevará al 42% el incremento anual que en abril pasado se había firmado por el 32%.

El convenio, acordado en una audiencia en el Ministerio de Trabajo, incluye un compromiso de revisión para enero de 2022 y la mejora salarial, que beneficiará a 1.200.000 trabajadores en todo el país, permitirá que el sueldo básico de la actividad mercantil se acerque a los 80.000 pesos.

EL NORTE tomó contacto con María Delia Dignani, para conocer detalles sobre el nuevo acuerdo logrado. Sin embargo, también manifestó una preocupación por la situación con respecto a los empleados de Garbarino. Según expresó Dignani a este medio “los trabajadores de Garbarino siguen cobrando únicamente la ayuda del Gobierno y eso nos preocupa”.

Paritarias

Los empleados de comercio ya habían conseguido cerrar una paritaria para este año pero volvieron a reabrirlas para buscar una mejora salarial y poder paliar esta difícil situación económica. Anteriormente, habían arreglado por un aumento para septiembre del 8%, ahora se le suma un 9% en noviembre y un único bono de $4.000.

“En el día martes logramos firmar el acuerdo que aún no está homologado. Se trata de un extra de $4.000 no remunerativo a cobrarse en la segunda quincena de agosto y ya tenemos el aumento del 8% de septiembre. Ahora, la recomposición le dará a los empleados un alivio a sus bolsillos”, manifestó Dignani.

“Con esto buscamos poder paliar la difícil situación económica que estamos atravesando y la crisis inflacionaria. Hoy no alcanza el sueldo para nada, pero todo suma. Si tengo que ser sincera, $4.000 no alcanzan para nada pero al menos le pueden ayudar a los empleados a pagar algún impuesto”, añadió Dignani.

Garbarino

Hace ya un largo tiempo que existe un clima de incertidumbre en la empresa de electrodomésticos Garbarino. Según afirmó Diganani, “estamos sumamente preocupados por esta situación porque los empleados cobran únicamente la ayuda del Gobierno, que es algo así de $22.000, lo cual no se compara en nada con el sueldo mínimo que deberían tener que es, al mes de agosto, unos $57.436 (monto mínimo de un vendedor inicial)”.

“Desde la empresa no quieren aflojarle a la mala situación que están atravesando, no quieren cerrar, por el contrario quieren reflotarlo y apostar a poder repuntar las ventas. Ellos dicen que están a la espera de un nuevo oferente. No quieren darle el corte a la empresa y eso perjudica a los empleados”, añadió Dignani.

Según contó, Garbarino le está debiendo “el 35% del mes de abril, le deben mayo, junio, aguinaldo y julio. Nadie puede subsistir con los $22.000 que les están pagando y nosotros estamos siguiendo el caso constantemente. Charlamos con los empleados, los estuvimos asistiendo con mercadería, ellos están agradecidos pero no es lo que se merecen. Queremos que tengan el sueldo digno y que cobren lo que se les adeuda. De hecho, en estos días debería haber una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo con Garbarino a nivel nacional”.