COMERIO: “NO ES MOMENTO PARA HACER MARKETING, VAMOS A ACOMPAÑAR Y A COORDINAR ACCIONES PARA ENFRENTAR LAS CONSECUENCIAS DE LOS INCENDIOS”.

La presidenta del consorcio de Gestión del Puerto de San Nicolás y candidata a concejala por la lista del Frente de Todos, participó junto a Juan Brardinelli, presidente ejecutivo de la OPDS, de las tareas que el equipo de Laboratorio Móvil del organismo provincial viene realizando desde hace algunos días para evaluar el posible impacto ambiental originado por los incendios forestales en la región.

Luego, analizaron la situación en una reunión que mantuvieron en el edificio portuario. También participó la subsecretaria de Emergencias del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Alicia Salman.

Comerio agradeció “como funcionaria y vecina de San Nicolás la presencia de las autoridades provinciales y su compromiso para trabajar de manera coordinada entre distintos organismos” y también “la labor que están llevando adelante los bomberos de la Provincia ante tan lamentable situación“.

Por su parte, Brardinelli resaltó la importancia de “coordinar esfuerzos desde el primer momento, en un trabajo conjunto con las diferentes áreas del Estado, en este caso la Subsecretaria de Emergencias, y las instituciones presentes en la zona” para articular acciones ante situaciones ambientales como la planteada “que se dificulta a partir de la bajante del río Paraná que es inevitable, y de los incendios que sí son más evitables”.

El laboratorio de OPDS pone en marcha en estos casos un sistema de vigilancia de la calidad del aire que tiene como principal objetivo analizar la presencia de sustancias cuya concentración se vería estimulada por los incendios. Observando la evolución de las mismas se puede determinar cuál es el daño que producen estos episodios en el ambiente.

El equipo móvil toma muestras de dióxido de azufre, material particulado PM10 y monóxido de carbono, que son tres gases de combustión provocados por estos focos de incendio. Una vez tomadas las muestras, se analizan en el laboratorio para comprobar en qué medida pueden afectar a la población y a la biodiversidad.