COMIENZA A REPUNTAR LENTAMENTE EL CONSUMO DE CARNES EN SAN NICOLÁS

Luego de que el Gobierno haya cerrado la exportación de carnes con la intención de controlar los precios internos, hoy martes se reabriría parcialmente el cepo. Esto es una buena noticia para los carniceros y frigoríficos, dando alivio a quienes viven de este rubro en San Nicolás. “Si se reabre esperemos que podamos mantener los precios y tener stock”, aseguraron carniceros nicoleños.

Pie de foto: Se volvería a reabrir la exportación y beneficiaría a nuestra ciudad. Imagen ilustrativa

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El Gobierno nacional anunciará recién hoy martes lo detalles de acuerdo al que llegó con los frigoríficos exportadores para reabrir, parcialmente, las exportaciones de carnes, cerradas hace un mes en un intento por contener la suba del precio interno del producto.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, había dicho que el acuerdo iba a ser anunciado el sábado, pero finalmente se decidió posponerlo porque el presidente Alberto Fernández quiere revisarlo y terminar de hablar con los actores de la cadena de comercialización involucrados, informaron fuentes del gobierno. La idea, dijo el Ministro, es que se puedan mantener algunos de los productos para “aumentar la oferta” en el mercado interno. La medida se hará oficial hoy, martes.

Según trascendió el acuerdo implica aumentar la oferta interna de carne y también reabrir las exportaciones, que nunca estuvieron cerradas para las cuotas de calidad con la Unión Europea, EE.UU y Colombia, de manera gradual. En principio, algunos cortes populares seguirían sin poder exportarse y otros entrarían en un sistema de cupos.

Desde que se lanzó el cierre de exportaciones, en San Nicolás la carne subió un 7,5% promedio en todas las carnicerías. Sumado a esto y lejos de lograr poner un pedazo de carne en la mesa de los argentinos, la medida del Gobierno hizo que en nuestra ciudad faltasen cortes en algunos comercios de esta índole y conllevó una merma en el consumo durante la primera quincena de junio.

“Desde el cierre de la exportación ya tuvimos un aumento del 7,5% porque nos aumentan los proveedores. También, bajó mucho el consumo la primera quincena de junio, ahora parece querer repuntar, mucha compra con tarjeta de crédito, detalle no menor creo yo”, explica a este diario Emiliano, responsable de una carnicería ubicada en el centro.

“Acá recibimos un aumento del 6,8% aproximadamente según los números de la semana pasada. Por suerte, por ahora tenemos abastecimiento normal pero nuestros proveedores nos dijeron que habría cortes que podría tener mucha demanda y que pidamos con tiempo. El consumo cayó mucho, no te sabría dar un porcentaje pero me doy cuenta por la poca cantidad que compra la gente”, cuenta otro dueño de una carnicería de zona norte.

Y de inmediato, agrega que “por ejemplo antes el cliente que te llevaba un kilo de bife, dos kilos de milanesas y un pedazo de vacío, hoy te lleva un kilo de milanesas y medio kilo de algún otro corte”.

“Si reabre la exportación, el campo estará sin conflictos, los frigoríficos tendrán el abastecimiento normal y nosotros podremos pedir sin problemas. En mi carnicería sufrimos un aumento de casi el 7%, que es muchísimo. Un kilo de milanesas te cuesta casi $800, es una locura lo que hizo el Gobierno y no sirvió para nada”, aseveró el dueño de otra carnicería local.

El campo

A lo largo del fin de semana, y frente al inminente final de las restricciones para exportar, las asociaciones agropecuarias también hicieron público su balance. Una de las que tomó la posta fue CARBAP, que agrupa a productores del campo de Buenos Aires y La Pampa.

Su titular, Horacio Salaverri, fue tajante al afirmar que “no se ganó nada” y que, por el contrario, “perdió el país, perdimos todos”. La medida tomada por el Gobierno no generó el impacto esperado y productores del campo temen por futuros conflictos que podrían suscitarse debido a esto.

“28 días de cierre de exportaciones de carne. Perjudicados: productores y trabajadores de los frigoríficos. Beneficiado: nadie. Consumidor: igual o peor que antes. Cuando se darán cuenta que con ideas fracasadas del pasado no se puede arreglar el presente”, escribió en la red social Twitter Horacio Salaverri.

Precios bajos

La intención del Gobierno es cuidar los cortes de carnes a precios bajos que ofrecen en las góndolas de las grandes cadenas de supermercados. En San Nicolás, Carrefour es el único que cuenta con ellos. El programa se debe respetar de lunes a viernes, con once cortes con sus precios congelados hasta diciembre de este año.

A diferencia del programa anterior, también impulsado por el Gobierno con la idea de poder paliar la difícil situación económica que nos atraviesa debido a la pandemia, son once cortes con precios bajos por kilo. En San Nicolás solo se consiguen en las cadenas de supermercado Carrefour.

La paleta es una de las nuevas incorporaciones, que cuesta $485 el kilo. La picada está a $265 mientras que el espinazo se puede vislumbrar a $110. La carnaza cerró a un precio de $379 y la falda a $229. Entre los cortes más buscado por los consumidores, el vacío cotiza a $499, el matambre a $549 y la tapa $429. Finalmente, el asado de tira vale $399, la cuadrada o bola de lomo $515 y el roast beef $399.

El gerente de la cadena francesa, en la que una de sus sucursales se encuentra por calle Mitre, manifestó a EL NORTE que “el stock de carnes a precios bajos está garantizado para la población. La modalidad es de cinco días a la semana y estamos empezando a traer más cantidad que antes. Esperemos poder tener entre 3.000 y 4.000 kilos por semana”.

Recordemos que estos cortes están pensados para beneficiar al bolsillo del consumidor, dando la posibilidad de comprar carne a bajo costo debido a la debacle económica que estamos viviendo en todo el territorio nacional. En la consulta de este medio, carniceros nos confiaron que estos cortes no son los que suelen vender habitualmente.

“La verdad que no nos afecta a los carniceros que se vendan estos cortes a esos precios. Dentro de todo se trata de precios que también manejamos y los cortes son de vaca grande, nosotros solemos trabajar con novillito. Sinceramente no me afecta en nada, más sabiendo que la situación es complicada”, tiró Emiliano, un carnicero de nuestra ciudad.