15.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 15 agosto, 2022

Edición N° 4140

¿CÓMO ELEGIR EL MATERIAL DE UNA ESCALERA?



No solo se trata de una parte de la arquitectura que se usa a diario que brinda acceso seguro, simple y fácil de un piso al siguiente, sino que a través de ella, los profesionales crean formas espaciales únicas y efectos visuales fuertes. En este artículo, características versátiles y cualidades materiales a través de una selección de ejemplos inspiradores.

Una buena escalera es más que un simple medio de circulación vertical. A través de su fuerza y ​​escala, puede convertirse en la protagonista de un espacio, un punto focal de diseño que se eleva al nivel del arte. Las escaleras han evolucionado a lo largo de los años. Desde los diseños intrincados y ornamentados del Art Nouveau hasta la estética más minimalista de líneas limpias de la actualidad. Con tecnologías innovadoras y métodos de fabricación mejorados, las escaleras ahora pueden adoptar formas escultóricas complejas, explorar nuevas posibilidades creativas e incluso desafiar las limitaciones estructurales. Y gracias a esta gran flexibilidad de diseño, existen prácticamente infinitas opciones para elegir al seleccionar el ajuste adecuado para su hogar.



Antes de cualquier decisión estética, uno de los primeros factores a considerar es el presupuesto, ya que puede limitar automáticamente las opciones de material y estilo. El acero, por ejemplo, suele ser más caro que la madera, al igual que las escaleras de caracol son más caras que las rectas. En segundo lugar, seguir los códigos de construcción locales es crucial para garantizar la seguridad, especialmente cuando hay niños o ancianos en el hogar que pueden necesitar escaleras más resistentes y libres de accidentes. La elección también está limitada por las dimensiones disponibles.

Una vez definidos esos puntos, hay muchos tipos de escaleras para elegir, siendo las más comunes: recta, curva, abanico, espiral y helicoidal.

Opciones y características

Independientemente del estilo, que tiende a definirse por la cantidad de espacio, quizás la decisión más importante se refiere al material principal con el que se construirá la escalera: hormigón, madera, acero o vidrio, entre otros.

Elegir el material correcto no solo se suma a la estética de una casa; también define las limitaciones de la integridad estructural, el rendimiento, el ciclo de vida y el diseño, además de influir en los costos y el volumen de tráfico peatonal. En última instancia, todo se reduce a gustos y prioridades personales. Mientras que algunos pueden preferir una escalera de vidrio para combinar con un estilo lujoso, otros pueden querer priorizar la durabilidad con una escalera de hormigón.



El hormigón se caracteriza por ser moderno y duradero. Tiene la capacidad única de moldearse en cualquier forma compleja, es el material más popular para la construcción de escaleras.

La madera resulta cálida y versátil, puede lograr una sensación rústica tradicional o un aspecto elegante y moderno.

El acero se caracteriza por ser industrial y flexible. Soportando grandes esfuerzos, las escaleras de acero duran toda la vida. Estas escaleras también se ensamblan fácilmente con tuercas y pernos o soldaduras, siendo a menudo más rápidas y económicas de instalar que las escaleras de madera, por ejemplo.

El vidrio es lujoso y sorprendentemente fuerte. Inicialmente, el vidrio y las escaleras no parecen compatibles. Pero gracias a importantes mejoras tecnológicas, un material que alguna vez fue delicado ahora ha ganado una gran tracción. Utilizando vidrios arquitectónicos especiales, tratados químicamente, templados y laminados, es posible construir escaleras de vidrio con gran resistencia a las cargas estructurales.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!