20.6 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 24 septiembre, 2022

Edición N° 4181

CÓMO EVITAR EL CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL EN LAS FIESTAS

Durante las celebraciones de fin de año, muchas personas toman mucho más de lo habitual. ¿Cuánto tarda el cuerpo en eliminar el alcohol del organismo?



Los últimos días de diciembre son sinónimo de celebraciones, festejos con la familia y los amigos, y también descuidos y excesos en la ingesta de comida y bebidas alcohólicas.

En esta época hay una pregunta que mucha gente se hace: cómo se puede eliminar más rápidamente la cantidad de alcohol que tomó durante los festejos de fin de año.

Les voy a explicar cómo es el proceso que ocurre en el cuerpo cuando uno bebe alcohol. Cuando un persona toma, y más si se trata de una bebida con burbujas, ese alcohol se dirige a la cabeza, aún peor si tiene burbujas y uno está con el estómago vacío, más rápido aún es el proceso.



¿Cómo el cuerpo procesa el alcohol? El hígado es el encargado de “eliminar” el alcohol del organismo, una copa por hora, aproximadamente, dos copas en dos horas y así.

¿Qué medida es una copa? Es el equivalente a una lata de cerveza o un vaso de vino, de sidra o champán. Pero tienen concentraciones de alcohol distintas, en el caso de la cerveza la concentración es de entre el 5 y 6%, en el vino la graduación alcohólica es del 11%.

En cambio, los llamados vinos fortificados, como el vermouth, el oporto o el jerez tiene cerca del 18% de concentración de alcohol, por eso se sirve en copas más pequeñas.



En otro nivel se ubican las llamadas bebidas blancas, que tienen alrededor de 40% de graduación alcohólica, en promedio, algunas pueden llegar a tener 45%, otras 35%.

Durante las fiestas y los festejos, a muchos se les puede “ir la mano” con el consumo de alcohol y tomar mucho más de lo que suelen ingerir durante el año.

También es necesario desterrar un mito popular que dice que tomar alcohol alegra. La ingesta de alcohol no tiene relación directa con el estado de ánimo.



Muchos dicen: “Me tomo una copita para estar más chispeante, más animado”, y esto es una verdad a medias. Si una persona toma poco, hasta 1 o 2 copas, puede ser que eso lo libere un poco socialmente. Donde toma un poco de más, hay personas que le viene la tristeza, otros la agresividad, otros se ponen divertidos de forma exagerada, otros se pueden llegar a poner pesados, es un arma de doble filo considerar las bebidas alcohólicas como una especie de psicofármaco para que uno esté más aliviado. Infobae

*El doctor Alberto Cormillot es un reconocido médico argentino especialista en obesidad, educador para la salud, escritor y conferencista. Fundó y dirige la Clínica de Nutrición y Salud que lleva su nombre, Dieta Club, la Fundación ALCO (Anónimos Luchadores Contra la Obesidad) y el Instituto Argentino de Nutrición, desde donde asesora a industrias para la elaboración de productos dietéticos y saludables.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!