CÓMO QUEDARON LOS PERIODISTAS QUE FUERON GOLPEADOS BRUTALMENTE POR LOS TALIBANES

Taqi Daryabi, fotógrafo de 22 años, y Nematullah Naqdi, camarógrafo de 28 años, fueron a cubrir una manifestación en Kabul. Los apresaron, ataron y agredieron con palos, cables y tubos.

Taqi y Nematullah cubrían el miércoles en Kabul una manifestación para su periódico, pero su presencia no gustó a los talibanes, que los detuvieron durante cuatro horas y les dieron una brutal paliza.

De regreso a la oficina, los dos jóvenes afganos, altos, delgados y con una espesa cabellera negra gimen de dolor y acceden a quitarse la ropa. Primero las camisas, empapadas de sudor, después, los pantalones. Los presentes en la sala de redacción no pueden contener una exclamación de disgusto.

Sus cuerpos, golpeados, están cubiertos de hematomas tan grandes que cubren toda la parte baja de la espalda en uno de ellos, el hombro completo en otro, y los muslos, en ambos casos.

Los reporteros trabajan en Etilaat Roz (“El día de la información”), uno de los principales diarios afganos. Taqi Daryabi, fotógrafo de 22 años, y Nematullah Naqdi, camarógrafo de 28 años, acudieron el miércoles por la mañana a cubrir una manifestación ante una comisaría de Kabul.

Los combatientes talibanes, que patrullan la ciudad desde la toma de control de la capital por parte del movimiento islamista a mediados de agosto, se echaron encima de Nematullah apenas comenzó a grabar.

“Me dijeron que estaba totalmente prohibido filmar. Detenían a todos los que grababan, tomaban los teléfonos”, narró a la agencia AFP.