15.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 20 mayo, 2024

Edición N° 4784

Cómo se vería el rostro de Jesús según la inteligencia artificial

TECNO

Durante siglos su figura es seguida por millones de personas en el mundo, pero su apariencia sigue siendo un misterio. Una de las aproximaciones más destacadas proviene de un proyecto del fotógrafo de origen neerlandés, Bas Uterwijk. Sin embargo, la cuestión de la precisión sigue siendo motivo de debate.

Jesús
Esta fue una de las más recientes ´fotos´ u obras digitales hecha con inteligencia artificial de Jesús. (Foto WEB: tomado de X).

En un mundo cada vez más dominado por la tecnología, la inteligencia artificial (IA) ha penetrado incluso en aspectos controvertidos y populares como la religión. Por esto, varios autores se han preguntado: ¿Cómo se vería el rostro de Jesús según la inteligencia artificial? Este fascinante interrogante ha generado un fervoroso debate en la comunidad científica y teológica, y la respuesta podría estar emergiendo de la intersección entre la fe y las nuevas tecnologías.

Asimismo, se recopiló varias fuentes sobre cómo se vería el rostro de Jesús según la IA, aunque no se toma una posición verídica, sino que está sujeta a la interpretación.
Las representaciones artísticas de Jesús han variado considerablemente a lo largo de los siglos y en diferentes culturas. Desde los icónicos cuadros renacentistas hasta las estilizadas imágenes modernas, la imagen de Jesús ha sido moldeada por la creatividad humana y la interpretación cultural.

Sin embargo, en esta época moderna se encuentra en varios rincones de la sociedad la tecnología de inteligencia artificial que también puede ofrecer su propia visión.
Sitios web especializados en IA y visualización han tomado la tarea de alimentar algoritmos con descripciones bíblicas y datos antropológicos para generar representaciones digitales del rostro de Jesús.



Proyecto de recreación

Según consigna Infobae en un artículo, una de las aproximaciones más destacadas proviene de un proyecto del fotógrafo de origen neerlandés, Bas Uterwijk, quien recreó la cara de Jesús de Nazaret con ayuda de IA en 2020. Esta tarea fue con el fin de dar una apariencia más realista de Cristo, a quien diseñó acorde a los rasgos étnicos de Oriente Medio en el siglo I.

Entre las características del rostro de Jesús de Nazaret destaca la piel morena, los ojos grandes y de color negro, el abundante pelo de tono oscuro, nariz alargada y estructura facial delgada y ovalada.

Otras iniciativas se centran en la aplicación de la IA para analizar representaciones históricas y arte sacro con el fin de identificar patrones y características comunes que podrían aproximarse al rostro real de Jesús.



Apariencia en estudio

Sin embargo, la cuestión de la precisión sigue siendo motivo de debate. Algunos críticos señalan que cualquier intento de visualizar el rostro de Jesús, ya sea a través de la inteligencia artificial o de métodos tradicionales, inevitablemente está sujeto a sesgos y suposiciones.
La falta de evidencia empírica directa sobre la apariencia física de Jesús deja espacio para la interpretación y la especulación, tanto por parte de humanos como de algoritmos.
Además, las representaciones digitales del rostro de Jesús plantean preguntas teológicas profundas sobre la naturaleza de la divinidad y la encarnación, que la IA todavía no puede responder.

A pesar de las limitaciones y los desafíos, la exploración del rostro de Jesús a través de la inteligencia artificial ofrece una perspectiva fascinante y de mucho estudio sobre la intersección entre la fe o religión y la tecnología.

Más allá de la búsqueda de una representación física precisa, estos proyectos presentados pueden inspirar reflexiones más profundas sobre la naturaleza de la imagen divina y la relación entre lo humano y lo divino. En última instancia, la percepción sobre Jesús está sujeta a cada individuo, por lo que la inteligencia artificial sigue siendo una herramienta de última tecnología que complementa al ser humano y su necesidad de descubrir más hechos del pasado y del futuro.

error: ¡Contenido protegido!