14.3 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 28 enero, 2022

Edición N° 3940

CÓMO SIGUE LA NEGOCIACIÓN CON EL FMI DESPUÉS DEL VIERNES

FMI

La falta de apoyo JXC aporta incertidumbre a una discusión que todavía no tiene fin. El organismo manifestó su voluntad de seguir trabajando para llegar a un nuevo programa.



Tras el rechazo del Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados, la negociación con el FMI sufre una nueva traba. Es que, según el ministro de Economía Martín Guzmán, la programación macroeconómica era uno de los pilares del acuerdo al que se busca llegar con el organismo.

Si bien el Gobierno ya advirtió que prorrogará por un año el Presupuesto 2021, la falta de acompañamiento de la oposición al proyecto oficial es una mala señal para la negociación con el FMI. Debido a que este mismo Congreso será el encargado de dar el visto bueno al entendimiento que logre el Gobierno con el organismo multilateral. Precisamente, uno de los requerimientos que había hecho el FMI era conseguir apoyo nacional e internacional para garantizar el éxito del Programa.



“Es una señal para afuera de que nos está costando ponernos de acuerdo en las cosas. Si no hay un mayor músculo político y negociación, como probablemente plantea la oposición, va a ser difícil pensar en la eventual aprobación del acuerdo con el FMI”, indicó Lorenzo Sigaut Gravigna, Director de Análisis Macroeconómico de Equilibra.

El viernes a la tarde, pocas horas después de la votación negativa, Alberto Fernández y Martín Guzmán hablaron por videollamada con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. Si bien la reunión virtual estaba planificada desde hacía días, la cuestión presupuestaria acaparó la discusión.

“Hablé con la titular del FMI. Ambos reconocimos el problema inesperado del rechazo del Presupuesto, pero nos comprometimos a seguir trabajando plenamente enfocados en materializar un acuerdo que no comprometa la continuidad de la recuperación económica inclusiva”, reconoció el Presidente a través de su cuenta de Twitter.



Acuerdo trabado

Aunque la intención del Gobierno era firmar el acuerdo antes de fin de año, esa meta luce cada vez más difícil. Luego de las reuniones técnicas a comienzos de diciembre, el FMI emitió un comunicado que, si bien tenía guiños al discurso oficial, también hacía cuatro pedidos concretos:

  • Reducción del déficit.
  • Tasas de interés reales positivas.
  • Disminución de la emisión monetaria para cerrar el bache fiscal y, con eso, bajar la inflación.
  • Acumular reservas.

La negociación en “Puente de Tiempo”

La fecha límite que maneja el mercado para cerrar el acuerdo es el 31 de marzo, ya que ese día vence el “puente de tiempo” que el Club de París le dio a la Argentina para que firme con el FMI sin necesidad de cancelar los compromisos con ese consorcio internacional de prestamistas.



“Hemos perdido mucho tiempo. Recién ahora están tratando de llegar a un programa. Es malo negociar a las apuradas”, consideró Héctor Torres, economista y ex director del FMI, en diálogo con TN.

“Me parece una imprudencia recién sentarse a negociar cuando casi no nos quedan reservas netas líquidas”, opinó. Y agregó: “Un programa ‘light’, solo para evitar el default, serviría para prolongar nuestra dependencia del financiamiento del FMI”.

Con respecto al programa que se viene, Torres consideró que seguramente el FMI exija una tasa de interés levemente positiva, aunque no cree que el organismo fije un rendimiento específico.



“Lo mejor que podría pasarnos para crecer con una política fiscal más prudente es que el programa genere confianza y entren inversiones para aprovechar el rebote y los precios de incendio de los activos. Hará falta aumentar reservas y una hoja de ruta que vaya cerrando la brecha entre los múltiples tipos de cambio”, cerró Torres.

Con información de TN

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!