¿CÓMO VA A LLEGAR LA ECONOMÍA A LAS ELECCIONES DE MEDIO TÉRMINO?

Los analistas económicos pusieron el foco en el desempeño de variables económicas clave, con vistas a las elecciones legislativas que se realizarán el 14 de noviembre. En términos generales, prevén una apreciable mejora de la actividad, respecto del acusado desplome en 2020, cuando pegaron más fuerte las medidas de aislamiento y restricciones por la propagación del Covid-19.

De todos modos, la debilidad económica después de tres años de recesión será visible, dado que el empleo llegará a las elecciones de noviembre con 231.000 puestos menos que en las últimas primarias. Además, la tasa de empleo -es decir el porcentaje entre la población ocupada y la población total- cerrará el tercer trimestre tres puntos por debajo de la de 2019.

Crece pero…

“El PBI llegará a las elecciones en alza: estimamos que crecerá medio punto en el tercero y un punto en el cuarto, cerrando el año con una recuperación en torno al 7%. Aun así, el PBI per cápita se ubicará 5,4% por debajo del nivel de 2019″, puntualizó un informe de Equilibra, la consultora cuya economista Jefe es Lorena Giorgio.

También los economistas del Banco Itaú aumentaron su previsión de crecimiento del PBI para 2021 al 7% desde el anterior 6,5%, aún lejos de ser suficiente para recuperar la producción perdida con la caída del 9,9% registrada en 2020.

Inflación y dólar

Siempre que se aproxima un período electoral en la Argentina, la cotización del dólar empieza a moverse y da más impulso a la inflación. Y la demanda de dólares como cobertura, sumada a cierta incertidumbre por un eventual cambio de política económica después de los comicios, ejerce presión sobre la cotización del billete verde.

Para Ecolatina, “la inflación bajará en el segundo semestre. Más allá de algunos factores que puedan operar en sentido contrario -salarios y dólar paralelo-, los grandes motores se alinearán para que la suba de precios se relaje a partir de julio -dólar oficial y tarifas de servicios públicos- y deje los niveles particularmente elevados de la primera mitad del año: si el acumulado enero-junio se repitiera entre julio y diciembre, la inflación rozaría el 60% en 2021.

Inflación casi del 50%

Sin embargo, proyectamos que la suba de precios estará apenas por debajo del 50% este año, pasando de un promedio mensual de 4% en el primer semestre a otro de 3% en el segundo”.

En ese sentido, Equilibra coincide en que “el anclaje de dólar y tarifas permitirá que la inflación descienda por debajo del 3% mensual. Así, la inflación anualizada del segundo semestre rozará el 39%, lo que implica una desaceleración importante respecto al 57% anualizado de la primera mitad del año”. Asimismo, la consultora estimó que “el poder de compra de los salarios evidenciará una mejora de 3 puntos porcentuales en el tercer trimestre, que se traducen en 5 kilos de asado más. Sin embargo, el salario real cayó 3% desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia, y la merma en kilos de asado que puede comprar un salario medio es de unos 55 kilos”.

Ecolatina subrayó que la mejora del consumo será perceptible con “Programas como Ahora 12, que alientan el consumo en cuotas de bienes durables, marcan que la prioridad del Gobierno es apuntalar la recuperación de la actividad, aun cuando esto pueda implicar un retroceso en la lucha contra la inflación -y en su objetivo de controlar al dólar oficial, en tanto muchos de los productos incluidos en el programa son importados y demandan divisas para su consumo-. En la misma línea se inscribe la reapertura de paritarias, alentada desde el Poder Ejecutivo”. INFOBAE