17 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 19 abril, 2024

Edición N° 4753

Comunicado de La Cámpora contra el gobierno de Milei ante el cierre de Télam

Desde la organización expresaron que la “medida atropella derechos elementales, como al acceso a la información, y es profundamente antifederal”.

Las sedes porteñas de la agencia estatal de noticias Télam amanecieron hoy valladas, fuertemente custodiadas por personal policial y con la restricción de ingreso para el personal del medio. Tal como lo había anunciado el presidente en su discurso que dio en la Asamblea Legislativa el último viernes, donde dijo: “Fue utilizada en las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”.

A través del sitió web y redes sociales de la organización política, La Cámpora, realizaron un comunicado a modo de descargo por la situación en la que se encontraron en la madrugada de hoy, los trabajadores de dicho medio. “El gobierno de Javier Milei valló las oficinas de la agencia Télam para impedir que ingresen sus trabajadoras y trabajadores, enviaron 700 telegramas e inhabilitaron la página web de la agencia”, manifestaron y sentenciaron que la “medida atropella derechos elementales, como al acceso a la información, y es profundamente antifederal”.



Con respecto al presidente, resaltaron que “pretende seguir gobernando mediante la desinformación y su ejército de trolls reproduciendo constantemente noticias falsas”. Y apuntaron a que Javier Milei -según su estructura de gobierno- “debe continuar con su plan de censura y aniquilación de los medios estatales, el cual ya inició con los más de 500 despidos en Radio Nacional y el desprecio del gobierno hacia todo lo público. Hoy es Télam, mañana puede ser Aerolíneas, pasado los trenes y después los hospitales”.

Para finalizar dicho mensaje, la organización expresó: “Como escribió y difundió en las calles Rodolfo Walsh hasta sus últimos días, el terror se basa en la incomunicación” y sentenciaron: “Defender los medios públicos es defender a la democracia”.

Comunicado completo de La Campora

LIBERTARIOS CONTRA LA LIBERTAD

En plena madrugada, el gobierno de Javier Milei valló las oficinas de la agencia Télam para impedir que ingresen sus trabajadoras y trabajadores, enviaron 700 telegramas e inhabilitaron la página web de la agencia. Esta decisión es absolutamente ilegal y arbitraria, atenta contra la democracia, la libertad de expresión, la legislación laboral, el federalismo y la pluralidad de voces.

Muchísimos países del mundo, hace más de un siglo, tienen agencias de noticias estatales o con participación estatal. Solo para mencionar algunos, Associated Press (AP) de Estados Unidos, Reuters del Reino Unido, Agence France-Presse (AFP) de Francia, entre otras. A ninguno de sus gobernantes se le ocurriría siquiera desprenderse de ellas.

Esta medida atropella derechos elementales, como al acceso a la información, y es profundamente antifederal. Hace 78 años, Télam es de vital importancia para la construcción de federalismo, ya que permite que millones de argentinas y argentinos sepamos qué sucede en todo el territorio nacional. Estamos hablando además de una agencia de noticias que nutre de información a diarios, portales, radios y canales de todo el país a través de la única cablera de noticias del país y es, también, símbolo de prestigio a nivel internacional.

La decisión llevada a cabo durante oscuras horas de la madrugada no es casual ni un hecho aislado. Milei pretende seguir gobernando mediante la desinformación y su ejército de trolls reproduciendo constantemente noticias falsas.

Para ello, debe continuar con su plan de censura y aniquilación de los medios estatales, el cual ya inició con los más de 500 despidos en Radio Nacional y el desprecio del gobierno hacia todo lo público. Hoy es Télam, mañana puede ser Aerolíneas, pasado los trenes y después los hospitales.

Cabe preguntarse entonces por qué lo hacen, o a quiénes beneficia esta medida. La respuesta es de fácil deducción. Será cuestión de horas descubrir quiénes aplauden con micrófonos amplificados desde los monopolios de comunicación. Precisamente, parte de la casta que tanto dicen combatir.

Vaya paradoja. Libertarios a favor de la censura y en contra de la libertad de expresión.

Como escribió y difundió en las calles Rodolfo Walsh hasta sus últimos días, el terror se basa en la incomunicación. Por eso hoy más que nunca nos solidarizamos y acompañamos a las trabajadoras y trabajadores de Télam.  Defender los medios públicos es defender a la democracia.

error: ¡Contenido protegido!