17 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 19 abril, 2024

Edición N° 4753

Corea del Sur entre la necesidad de trabajadores extranjeros y la falta de protección

La historia sin fin. Una potencia económica necesita mano de obra barata, para cubrir la demanda llama a extranjeros, pero después no los protege como a los empleados locales. Esta historia se repite otra vez, ahora en Corea del Sur. En teoría, la buena de las coreas, también tiene su lado amargo.

Corea del Sur enfrenta una escasez de mano de obra en sectores clave como la manufactura, la agricultura y la construcción. Para cubrir esta demanda, el país ha abierto sus puertas a trabajadores extranjeros. Sin embargo, a menudo estos trabajadores se encuentran desprotegidos y explotados.

Aumento de la inmigración laboral

En los últimos años, Corea del Sur ha experimentado un aumento significativo en la inmigración laboral. Los trabajadores de países como Vietnam, Camboya y Uzbekistán son atraídos por la posibilidad de mejores salarios y condiciones de vida.

Condiciones precarias

Sin embargo, muchos trabajadores extranjeros se encuentran con condiciones precarias a su llegada a Corea del Sur. Algunos de los problemas más comunes son:

  • Salarios bajos: Los trabajadores extranjeros suelen recibir salarios inferiores a los trabajadores coreanos por el mismo trabajo.
  • Largas horas de trabajo: Muchos trabajadores extranjeros trabajan más de 10 horas al día, sin horas extras ni descansos.
  • Explotación laboral: Algunos trabajadores son víctimas de explotación, como el pago de comisiones ilegales o la retención de sus pasaportes.
  • Discriminación: Los trabajadores extranjeros pueden sufrir discriminación por parte de sus empleadores, compañeros de trabajo y la sociedad en general.


Falta de protección legal

Las leyes laborales de Corea del Sur no siempre protegen a los trabajadores extranjeros. Muchos de ellos no tienen acceso a seguros sociales, como el seguro médico o de desempleo. Además, el idioma y la falta de conocimiento de sus derechos les dificulta defenderse.

Justamente, los sectores que más demandan esta mano de obra inmigrante, son de los más precarios. La informalidad laboral es moneda corriente tanto en la agricultura como en la construcción por el tipo de trabajo estacionario u ocasional. Y Corea del Sur no es la excepción. 

Medidas para mejorar la situación

El gobierno de Corea del Sur ha tomado algunas medidas, aunque por el momento insuficientes, para mejorar la situación de los trabajadores extranjeros, como la creación de un centro de apoyo para trabajadores migrantes. Sin embargo, aún queda mucho por hacer para garantizar que los trabajadores extranjeros sean tratados de manera justa y equitativa.

error: ¡Contenido protegido!