6.7 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 18 mayo, 2022

Edición N° 4052

COVID-19 EN MARCADO DESCENSO

ALDO CÁCERES RUIZ DÍAZ: “EN EL LABORATORIO DE LA UOM TENEMOS UNA POSITIVIDAD DEL 1% CONTRA EL 70% DE HACE UNOS MESES”



Los indicadores estadísticos vienen reflejando desde hace ya varias semanas que, en consonancia con los valores nacionales, San Nicolás sostiene un marcado descenso de casos de COVID-19. Esto se fundamenta, principalmente, en el crecimiento constante en los números de vacunación; además de la llegada de nuevos ciclos del virus, conducta propia de las enfermedades respiratorias, según consignó el virólogo y bioquímico Aldo Cáceres Ruiz Díaz a RADIO U.

Carolina Mitriani
redaccion@diarioelnorte.com.ar

En los micrófonos de «Pila y Media» -programa que se emite en el aire de Radio U-, el virólogo y bioquímico Aldo Cáceres Ruiz Díaz se explayó acerca de la situación actual respecto a la pandemia. Puntualizando en las tareas que desempeña como director del Laboratorio de Virología y Biología Molecular de la Fundación Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, el profesional reflejó que los nuevos indicadores de bajas de casos de COVID-19 “no sorprenden porque así funcionan los virus respiratorios: cíclicamente”.



La clave: vacunas

En el laboratorio de la UOM “es otro tipo de trabajo en este momento. Estamos con un descenso bastante importante por suerte y una positividad muy baja: del 1% dentro del laboratorio, contra el 70% que tuvimos hace algunos meses”, retrató el virólogo.

Esto lo argumenta, en el nivel profesional, desde dos cuestiones básicas: “Una es la vacunación, lo más importante de todo. Y otro es que normalmente este tipo de pandemias, de virus respiratorios, dura unos dos años; porque la virulencia del virus va en descenso”.



Un gran motivo para que los números reflejen más cercanía con «la normalidad» está en la aceptación de las vacunas, dado que en la Argentina y en este partido en particular hay una adhesión bastante grande, “lo que hace que pierda fuerza”, explicó Cáceres Ruiz Díaz.

Nuevo momento

El virólogo insiste en que el incremento de casos de COVID-19 puede aparecer de un momento al otro, incluso puede estar transcurriendo ahora. “Nosotros hemos pasado tres olas, pero hay lugares cercanos a Wuhan –el epicentro– que han pasado hasta siete. Pero son ciclos naturales de las enfermedades respiratorias, no es nada nuevo”.

“El pico de casos se va a repetir en Argentina porque es algo normal”, refirió, acentuando que “el impacto que va a tener será muy diferente a los que tuvimos en primera y segunda ola, cuando recién estábamos conociendo qué era esto”. A su vez, explicó que en la reciente tercera ola “tuvimos una saturación impresionante en los laboratorios, pero el resto del sistema de salud no se enteró. De hecho, los casos que tuvimos eran personas que no habían estado vacunadas, que justo tenían comorbilidades -las características que le gustan al virus- y son las personas que estuvieron internadas y graves. Pero la gran mayoría de la gente que se testeó incluso era asintomática. Eso lo generó la vacunación”.



Testeos

En el laboratorio de la UOM bajó de manera considerable la demanda de testeos. “Seguimos haciendo unos 50 por día”, contó su director. A la par de los nuevos indicadores de en qué casos la cartera sanitaria recomienda necesario realizar el análisis, como en personas gestantes, mayores de 60 años, pacientes con comorbilidades, la situación es notoriamente distinta a la de apenas algunas semanas atrás. “El contagio sigue existiendo. Seguramente lo que nosotros ahora vemos es que el número disminuye porque la gente se testea menos”, explicó Aldo.

Esto también tiene que ver con la vacuna contra el COVID-19, que “más allá de evitar llegar al caso grave, lo que hace es favorecer a la persona asintomática: cursa la enfermedad sin saber que la está padeciendo. No tiene ningún tipo de síntoma o son muy leves como para preocupar a la persona. Por lo tanto, en este momento puede pasar que tengamos muchos más casos de los que registramos. Entonces la persona no requiere acercarse a testear”, según explicó el virólogo y bioquímico.



Para el especialista, vamos camino a “pasar de una pandemia a una endemia. Esto es lo que va a pasar próximamente”.

Decisiones

Con el diario del lunes, y habiendo transcurrido momentos realmente difíciles dentro del laboratorio, Aldo Cáceres Ruiz Díaz analiza: “Desde mi formación, al día de hoy me cuesta entender un montón de decisiones que se tomaron”.

Sin embargo, considera que el paso de la pandemia ha hecho que “todos hayamos aprendido un montón. El sistema de salud ha aprendido de bioseguridad, es lo que más puedo asegurar: éramos –me incluyo– todos muy relajados, los que trabajamos adentro de los hospitales, y las conductas han cambiado”. Sobre su caso particular, remarcó: Yo, como virólogo, viví una situación que nunca me imaginé vivir cuando empecé a estudiar virología”.



En la continuidad, considera que, con la experiencia adquirida, tenemos que “volver a lo que eran nuestras vidas dos años atrás”. Sin desmedro de que si alguien tiene sintomatología grave, como falta de aire, que no puede controlar la fiebre o dolor de cuerpo, “tiene que asistir al centro de salud para poder recibir atención médica y estudios complementarios”.

Pero hoy, en un contexto en el que San Nicolás tiene una vacunación casi completa, el virólogo contempla que “hay que tratar de ir bajando los cambios e intentar volver a la normalidad”, entendiendo la necesidad de transitarlo con tranquilidad y nunca dejar de cuidar a las personas con comorbilidades.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!