CRECEN LAS DENUNCIAS POR ROBO DE BATERÍAS DE AUTOS QUE SE ENCUENTRAN EN LA CALLE

Propietarios de autos que se encuentran en la calle denunciaron una serie de robos de baterías en las últimas semanas. Zona sur es la más afectada por este tipo de delitos donde los malvivientes se aprovechan de los automóviles que “duermen en la calle” para sustraerles las baterías que no bajan de los $10.000. La mayoría  de los robos ocurren de madrugada.

De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Hoy en día dejar el auto “durmiendo afuera” es un gran riesgo que deben correr aquellos que no tienen garaje o  no pueden abonar una cochera para su uso particular. Aparte del temor de que les sustraigan el vehículo se suma una nueva modalidad delictiva con mucho crecimiento en las últimas semanas y en el que se registraron la mayoría de los casos en zona sur, y es el del robo de las baterías. Los malvivientes equipados con herramientas aprovechan las horas de la madrugada para barretear el capot y robar las baterías de los autos, que tienen un elevado costo.

Las cámaras de seguridad municipales han captado en ocasiones este delito, pero es tan rápida la forma de realizarlo, que poder capturar a los ladrones en el momento se hace dificultoso

El robo de batería es más práctico ya que robar un auto reviste de una complejidad mayor y después es muy difícil lograr revenderlo ya que desde la carrocería hasta el motor cuentan con números de identificación. Las baterías sin embargo son de fácil reventa y hay un mercado negro ávido por las mismas.

Alto precio

El “llamador” para esta nueva modalidad delictiva, es el aumento del valor de una batería en los tiempos que corren. Según las estimaciones, ninguna batería baja de los $10.000 de costo, por lo cual se transforma en un botín sumamente atractivo para los delincuentes.

Este tipo de robos se suma a los del cableado y transformadores del alumbrado público movilizándose en un mercado negro de venta de cobre.

Detrás de la sustracción de esta autoparte no sólo existe el mercado negro del plomo y la reventa en el circuito ilegal, sino que también los ladrones se aprovechan de las víctimas para pedir rescate.

Los malvivientes saben que si las venden para su desguace no obtienen más que 800 pesos por el plomo que contienen en su interior.

Aseguradas

Otra de las cuestiones a tener en cuenta ante la sustracción de una batería, es la cobertura del seguro que tenga el automotor.

Si la víctima posee la cobertura denominada robo parcial o total, y estando el elemento, en este caso la batería, en el lugar donde debe estar, la cobertura es ciento por ciento.

Antes de denunciar en la aseguradora, el damnificado debe radicar la denuncia policial y acercar un  presupuesto o factura de la batería adquirida.