CRISTIANOS REZAN POR UN “VERDADERO ESPÍRITU FRATERNO” QUE ABRACE LA PATRIA

Fue en el marco de un encuentro ecuménico para “orar juntos por la paz y por la Patria”, que se desarrolló la noche del martes con modalidad virtual por la pandemia.

Mons. Torres, obispo auxiliar de Córdoba. WEB

Referentes de iglesias cristianas de la Argentina se unieron el martes 6 de julio en un encuentro ecuménico de oración virtual, para “orar juntos por la paz y por la Patria”.

La celebración se enmarcó en la semana de la Independencia y fue transmitido en directo por el canal de Youtube de la Conferencia Episcopal Argentina.

La pastora Mariel Pons explicó qué era la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (SOUC) y la pastora Sonia Ciulla (iglesia Camino de Vida) dio la bienvenida a esta celebración ecuménica virtual y presentó a los referentes religiosos que participaron.

Monseñor Pedro Torres, obispo auxiliar de Córdoba y presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el judaísmo y otras Religiones.

Monseñor Torres dio gracias por “estar dando este gran abrazo a la Argentina, para rezar por la unidad, por la paz de nuestra Patria” y recordó que el lema de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos de este año es “Permanecer en mi amor y darán frutos en abundancia”.

 “Esto es lo que tiene que resonar esta noche entre todos nosotros, esa invitación, este llamado de Jesús a permanecer en ese amor que nos une al Padre, al Hijo y el Espíritu Santo”, consideró, y agregó: “Quiero pedirle al Espíritu que venga en ayuda de nuestra debilidad para que podamos rezar como conviene y podamos decir juntos: Aba, Padre”, en un contexto muy especial”.

 “Aunque la SOUC se celebra en torno a Pentecostés, todos los días deberíamos rezar por la unidad. Esta celebración es como una prolongación de esa semana de oración, que nos invita a hacerlo en un contexto de pandemia. No está afuera, nos traspasa, de hecho nosotros hoy estamos traspasados por la partida del padre Omar Di Mario, que tanto trabajó por el ecumenismo en Buenos Aires y murió de Covid”, señaló.

Monseñor Torres sostuvo que en este contexto “queremos mantener viva la esperanza, como un ardor que nos constituye y nos convoca a caminar a Jesucristo, conociendo a Jesucristo, amando a Jesucristo, que es el Señor de la paz y de la amistad”.