17 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 19 abril, 2024

Edición N° 4754

Cuál es el alimento sagrado de los mayas que protege el corazón

SALUD

Lo consideraban un “regalo divino” y lo usaban para combatir la fatiga. Estudios científicos demostraron beneficios para la salud si se lo consume sin azúcar.

El consumo de chocolate negro mejora la circulación y reduce la presión arterial gracias a los flavonoides. WEB

Según una leyenda, el dios Quetzalcóatl regaló el árbol del cacao a los hombres, pero otros dioses quisieron vengarse de él por haberlo entregado a la humanidad, y asesinaron a su esposa. Él lloró sobre la tierra ensangrentada y allí brotó un árbol con el mejor cacao del mundo.

Se sabe hoy que el árbol del cacao fue originario de la cuenca amazónica. Pero los antiguos mayas ya consideraban al cacao como “regalo divino”. Era una planta asociada con el inframundo, el lugar de sombras.

Junto con los olmecas, los mayas usaban el cacao para una variedad de dolencias como combatir la fatiga, disminuir el dolor de riñones y hasta para mejorar las funciones intestinales.

Existen al menos 22 especies de cacao, donde la gran mayoría habita en el norte de la amazonia y el río Orinoco, entre Venezuela, Colombia, Ecuador y una parte de Brasil. No obstante, también fue muy común su abasto en el sur de México.



Tras cientos de años, los granos de cacao se usan en todo el mundo y la investigación científica ya ha demostrado que su consumo sí tiene beneficios para la salud humana. Está repleto de flavonoides y antioxidantes, que contribuyen a reducir la inflamación y mejorar el flujo sanguíneo.

El cacao tiene antioxidantes, fibras, zinc hierro y magnesio, que contribuye a la salud ósea y a la inmunidad. Si tiene azúcar añadida, puede aportar más de 80 calorías cada 20 gramos. Si bien da energía, ese tipo de cacao consumido en exceso puede contribuir al aumento del peso y al desarrollo de caries dentales. Por eso se sugiere limitar la cantidad al consumirlo.

En cambio, el cacao sin azúcar añadido tiene un perfil más saludable: implica solo 30 calorías por cada 20 gramos. Tiene un sabor menos dulce, pero más antioxidantes y fibra.

Cómo usaban los mayas al cacao

Un reciente estudio liderado por Claire Lanaud, del Instituto Agap de la Universidad de Montpellier, de Francia, reveló que la domesticación del cacao empezó en la Amazonia peruana en lugar de Centroamérica. Publicada en Scientific Reports, la investigación detalla cómo se dio la domesticación de este fruto hace al menos 5000 años.

Pero también se sabe que el cacao se aclimató en Mesoamérica, la vasta región formada por América Central y México. Fue domesticado y manipulado hasta lograr una variedad conocida como “criolla”, que tiene un sabor más delicado y menos amargo que el cacao de América del Sur.

Los mayas utilizaban el cacao para preparar bebidas, dulces y como dinero con el que se podía comprar otros productos. Originalmente, se usaba la palabra original “cacahuananche”, que sería “cacáhuatl (cacao)” y “nantzin (madre)”. El nombre significaba la ‘madre del cacao’, pero hoy solo se utiliza la palabra “cacao”.

El cacao crudo tiene un sabor amargo, pero es muy rico en antioxidantes, minerales y vitaminas, por lo que a menudo se convierte en polvo que puede añadirse a otros alimentos.



De acuerdo con la Clínica Cleveland de los Estados Unidos, el alto contenido del cacao en flavonoides mejora la circulación, reduce la capacidad de coagulación de la sangre y, en general, disminuye la inflamación.

También ayuda a las células a resistir el daño causado por los radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento, y aumenta las endorfinas y la serotonina, que pueden mejorar el estado de ánimo y reducir la ansiedad.

Qué beneficios da el cacao

Estudios y revisiones han encontrado diferentes beneficios del cacao.

Ayuda a reducir la presión arterial: Los flavonoides del chocolate negro estimulan la producción de óxido nítrico en el organismo. El óxido nítrico dilata o ensancha los vasos sanguíneos, lo que mejora el flujo sanguíneo y reduce la presión arterial.

Contribuye con el control del colesterol: El chocolate negro también contiene ciertos compuestos, como polifenoles y teobromina, que pueden reducir los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en el organismo y aumentar los niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL). Los médicos suelen referirse al colesterol LDL como “colesterol malo” y al colesterol HDL como “colesterol bueno”.

Tiene efectos antiinflamatorios: La inflamación forma parte de la respuesta inmunitaria natural del organismo frente a los gérmenes y otras sustancias nocivas. Sin embargo, la inflamación crónica puede dañar las células y los tejidos y aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades, como la diabetes de tipo 2, la artritis y ciertos tipos de cáncer.

El chocolate negro contiene compuestos con propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

error: ¡Contenido protegido!