10 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 21 mayo, 2024

Edición N° 4785

Cuáles son las dos pizzas argentinas que se encuentran entre las más populares del mundo, según Taste Atlas

La publicación culinaria incluyó dos recetas nacionales en un listado global

La gastronomía argentina continúa brillando en la escena culinaria mundial, y constantemente se presentan pruebas que respaldan su prestigio. En esta ocasión, la prestigiosa publicación Taste Atlas ha incluido dos pizzas de producción nacional entre las más famosas del mundo.

En su listado, Taste Atlas destaca: “Hoy en día, existen numerosas variaciones de este querido plato en todo el mundo, desde aquellas con aderezos simples como jamón, prosciutto, cebolla y pimiento morrón, hasta variaciones inusuales como pizza de hot dog o hamburguesa o aderezos exquisitos como trufas blancas, comestibles de oro, langosta y caviar”, basando sus opiniones en las experiencias de comensales de todo el planeta.

Las recetas argentinas que figuran en este informe son la fugazza y la fugazzeta. En referencia a la primera, Taste Atlas precisa: “Similar a la focaccia genovesa, la fugazza es uno de los muchos platos tradicionales argentinos que fueron influenciados por la cocina italiana. Está elaborado con masa madre y viene cubierto con una generosa cantidad de cebollas caramelizadas. La corteza de la Fugazza suele ser un poco más espesa, pero de sabor neutro”.



“Ocasionalmente se añaden al plato algunos ingredientes típicos mediterráneos, como aceitunas en rodajas, alcachofas y, a menudo, mozzarella y queso parmesano rallado o queso cheddar. Sin embargo, la versión sencilla y tradicional, que incluye cebollas caramelizadas salteadas y orégano, sigue siendo la favorita entre los argentinos. La fugazza se hornea, se corta en forma de triángulo y se sirve caliente”, plantearon los autores.

Con respecto a la fugazzeta, Taste Atlas remarcó: “La fugazzeta es una pizza rellena de mozzarella y cebolla, originaria de Argentina. Las cebollas deben estar cortadas en rodajas finas y pueden estar crudas o salteadas. La masa suele elaborarse con leche, agua, levadura, harina, azúcar, sal y aceite de oliva”.

“Se cree que la fugazzeta evolucionó a partir de la fugazza, una pizza sin relleno cubierta con cebolla, y la propia fugazza evolucionó a partir de la focaccia italiana. Cuando a la fugazzeta se le añaden verduras salteadas como espinacas, se le llama entonces fugazzeta de verdura, y cuando se le añaden lonchas de jamón, se le conoce como fugazzeta con jamón”, plantearon en el listado.



Fuente: Infobae

error: ¡Contenido protegido!