12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 18 mayo, 2024

Edición N° 4781

Cuestión de peso: uno de los participantes debió ser internado

Ernesto Cirilo Ayala, más conocido como “el Gaucho”, tuvo que ser hospitalizado debido a una complicación preexistente.

En el tercer programa de Cuestión de peso, sorprendio la ausencia de Ernesto Cirilo Ayala. El participante oriundo de urgencia por inflamaciones que padece en sus piernas. “Hay un sillón vacío en la tribuna de participantes, no está Ernesto. ¿Qué tiene? Le preguntó el conductor a Mario Massacesi al doctor Cormillot.

“Quedó internado por unas lesiones que tiene en las piernas. Vos podes imaginar la pierna como si fuera un envase, si le pones mucho adentro, finalmente se vence. La piel se vence y parecen úlceras, más en una persona diabética como es él. Ya venía de un arrastre con todo esto y decidimos internarlo para que pueda seguir en el programa”, explicó el galeno.

“Me empezó a salir y ahora se me hizo una úlcera en el pie y la verdad que me están matando los dolores. A veces mi señora me tiene que limpiar o atarme los cordones… Terminamos con estas enfermedades, con los pies hinchados. La obesidad es una porquería”, dijo después el propio Ernesto en un tape que emitió la producción y poco antes de que le explicaran cuáles eran las curaciones a las que debe someterse para mejorar el estado de sus pies. Ante esta situación, el equipo médico del programa resolvió internarlo para curarlo lo antes posible y que pueda seguir en la competencia.



De vuelta en el estudio, Massacesi quiso saber qué hubiera pasado si Ernesto no era atendido de inmediato. “¿Qué hubiese pasado si no lo atendíamos hoy?”, preguntó el conductor. “Venía mejorando, hace un mes estaba peor, pero la idea es que no vuelva a esa situación y acelerar la cura para que él pueda participar del programa y hacer toda la actividad física”, le explicó el doctor Cormillot.

A continuación, apareció Ernesto desde su cama del hospital, recostado, a través de un móvil del programa. Estaba acompañado por Adrián Cormillot, quien explicó la situación. “Esta internación fue por indicación médica y es muy importante que la haga porque el procedimiento que se le hizo hoy genera mucho movimiento de tejidos. Él está estable, la internación es preventiva. Las curaciones son fuertes”, explicó. Y le cedió la palabra al participante: “Me siento bien, estaba muy asustado con el tema de las curaciones, porque yo comenté que me dolían mucho. Pero acá me atendieron diferente. Fue doloroso pero rápido, me dieron unas cremas que en otros lados no me habían dado. Ahora estoy más tranquilo, me hablaron, vinieron acá y me tranquilizaron”, relató.

“Tengo un poco de dolencia por el tema de la limpieza pero me dijeron que es normal y con los medicamentos va a ir mejorando”, agregó Ernesto. Cormillot volvió a tomar el micrófono para explicar qué fue lo que le pasó al participante. “El tenía una lesión. ¿Viste cuando tenés una lastimadura y se arma la famosa cascarita arriba? En un corte normal puede haber cascarita, pero cuando vos tenés un lecho tan grande y se forma el tejido duro arriba, por debajo continúa la infección. Y ahí es donde está el verdadero peligro. Porque él venía de una infección en la piel muy grande, que lamentablemente desarrolló una úlcera que se estaba curando. Pero en el proceso de curación se pueden formar placas y eso genera que la infección siga por dentro. A veces podés estar dos semanas bien y después, entre comillas, explotar y diseminarse por el cuerpo. Él está cubierto con antibióticos”, tranquilizó.



Las heridas en el pie de Ernesto que le provocaron una úlcera

Estas lesiones que se producen en la piel, en una persona sin sobrepeso podría ser algo de todos los días, pero acá son la puerta de entreda a la posibilidad de infectarse. Por eso cuando el paciente con sobrepeso y obesidad empieza una actividad, empieza a moverse, a veces eso puede fomentar que se reinfecte por las lesiones que tenía de antes”, cerró Cormillot.



error: ¡Contenido protegido!