20 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 14 abril, 2024

Edición N° 4747

“Dato mata relato”: Cristina y la deuda de las provincias en su “presidencia mala”

La expresidenta marcó diferencias con el gobierno de Javier Milei y mostró “el desendeudamiento vertiginoso de las provincias” en su segundo mandato, en medio de la discusión de Nación con los gobernadores

“Dato mata relato”: Cristina y la deuda de las provincias en su “presidencia mala”

La expresidenta Cristina Fernández expuso una diferencia clave entre su gestión y la actual, en el marco de la tensión existente entre el presidente Javier Milei y los gobernadores provinciales.

“Acaba de llegar a mis manos el Informe Fiscal Provincias con datos al tercer trimestre del año 2023, publicado por la consultora económica ‘1816, economía y estrategia’”, introdujo Fernández en la red social X -ex Twitter-.

“En tiempos de fuerte discusión sobre la situación fiscal de las provincias y la Nación, y en los que algunos ‘analistas’ de la prensa oral, escrita y televisiva intentan comparar los planteos y la forma de relacionarse con las provincias del actual presidente con mi gestión como presidenta de la República (seguramente más de uno habrá escuchado que ‘Milei es igual a Cristina, que actuaba con los gobernadores con la chequera y el látigo’), quiero compartir con ustedes uno de los gráficos del trabajo que muestra el desendeudamiento vertiginoso de las provincias argentinas durante mi segunda presidencia, a la que los mismos comentaristas suelen calificar como mi ‘presidencia mala’”.



En el texto, la expresidenta dice que el gráfico también muestra “con quiénes se endeudaron, incluso en moneda dura”. Y cierra: “¿Cómo es que dicen?… Ah, sí, sí. Dato mata relato”.

El gráfico de la consultora 1816 da cuenta de la deuda provincial consolidada entre 2011 y 2024. Por un lado se muestra el stock de deuda total y, por el otro, el stock de bonos. La imagen expone la vertiginosa caída del stock de deuda total de las provincias desde 2011 hasta 2016, y a partir de allí un brusco crecimiento. El stock de bonos se mantuvo estable hasta 2016, cuando también se disparó.

error: ¡Contenido protegido!