17.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 junio, 2024

Edición N° 4814

De las calles nicoleñas a las de Berlín, un sueño cumplido para Jorge y Florencia

MARATÓN INTERNACIONAL DE PATÍN CARRERA

El 23 de septiembre pasado tuvo lugar en la capital alemana la 49ª edición de la tradicional y prestigiosa Maratón Internacional de Patín Carrera. Participaron alrededor de 40.000 patinadores de todo el mundo, entre ellos, los nicoleños Jorge Pelliza y María Florencia Gatti. Desde muy pequeños echaron a rodar la pasión por esta disciplina, en las calles de esta ciudad. Ahora hicieron realidad una experiencia “alucinante y emotiva”, según relatan.

Florencia y Jorge en acción por las calles de la capital alemana/ Foto: gentileza del entrevistado

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

“Cumplí mi sueño”, así resume su última carrera Jorge Pelliza, con una emoción que traspasa la pantalla de su celular. No es para menos, dado que unas horas antes de conversar con este medio había cruzado la meta en una histórica maratón como es la de Berlín. De esa manera, arriba de sus rollers, como cada tarde desde hace 10 años en las calles de barrio Somisa deseando atraer a un nuevo alumno, o más desafiante aún, añorando cruzar el charco.

Aún de viaje por Europa este nicoleño recuerda su paso por la carrera que nuclea desde hace 49 años a decenas de miles de patinadores en la capital de Alemania. En concreto, estiman que en esta ocasión compitieron aproximadamente 40.000 personas en las distintas categorías delineadas según su preparación previa y el tipo de equipamiento con el que cuenten –rollers o patín carrera–.

Además de ser uno de los tantos contendientes en esta disciplina, Pelliza se dedica a enseñar sobre este deporte. “Ya con mis alumnos viajamos por todo el país, pero yo quería llevarlos a competir afuera”, afirmó el profesor que pudo tachar otro objetivo de su lista al llevar a una “de las suyas” al Viejo Continente. Se trata de María Florencia Gatti, quien pasó de discípula a compañera de equipo en un viaje extraordinario.



“En un principio, cuando hablábamos con Jorge de la idea de ir lo veía un poco utópico. Más que nada porque esta fue mi segunda carrera desde que me inicié en este mundo sobre ruedas. Una vez que tomamos la decisión de anotarnos se volvió más real, nos preparamos y vivimos algo increíble”, cuenta Florencia sobre el viaje.

Representando

No es novedad que viajar a otro país o continente no es moneda corriente, y menos usual todavía es hacerlo en una competencia con la bandera nacional en el pecho. “Cumplimos el sueño, cruzamos el charco y representamos a Argentina”, confiesan ambos integrantes de JoRollers team. “Llegamos sin ningún sponsor, solo nos regalaron la ropa para competir”, detallan sobre este esfuerzo.

“Ahí estábamos nosotros con nuestros enteros –traje que utilizan para correr– celestes y blancos, cruzando la meta junto al pelotón de Francia”, recuerda el instructor que recorrió el circuito berlinés. Sobre este apartado de la carrera se detuvo y resaltó aquel acto de camaradería del conjunto europeo: “Nos vieron solos con Flor y no dudaron en sumarnos a su pelotón. Correr de esa manera te ayuda a no tener tanta resistencia del viento y hacer menos fuerza”, expresó.



Cabe destacar que si bien fueron los únicos dos nicoleños en Berlín, también estuvo presente otro grupo de argentinos. Se trata del equipo “Andando en línea”, considerados los primeros embajadores en dicha competencia.

Amistad

Como una competencia de alto calibre representa un largo proceso de preparación para llegar de la mejor manera posible, Jorge y Florencia compartieron mucho tiempo arriba de sus rollers. Esto no solo llevó a que alcancen un nivel más alto en su performance deportiva, sino que también fortaleció un vínculo por fuera de las pistas.

“Yo rompí la barrera antigua de no mezclar trabajo con amistad. Para mí no hay algo más lindo que hacerte amigo de las personas con las que trabajás, si bien ellos me contratan como profesor, terminamos creando lazos entre todos”, cuenta sobre esta arista Pelliza. “Más que mi profe es mi amigo. Desde que lo conozco, que me impulsa siempre a lograr todo lo que me proponga con su energía, estuvimos codo a codo”, agrega Florencia.



Muestra de esto fue la decisión de Jorge, quien prefirió poner por encima la amistad antes que un resultado: “Primero fui con la idea de competir y superar mi tiempo, pero después me decidí a disfrutar junto a mi alumna. Prefería llegar juntos que intentar romper un récord”.

Sigue girando

Aunque ya pasaron varios días de la maratón, el retorno a San Nicolás recién está pactado para el 5 de octubre dado que continúan en otra aventura. Por estos días el docente fue invitado a trasladar sus servicios a España, puntualmente a una zona paradisíaca. Sin embargo, no quiso quedarse solo en la travesía y llevó a su alumna. “Ahora sigo dando clases en Ibiza y Flor vino a ayudarme, muestra todos los ejercicios”, cuenta. Esta no será la última parada en tierras españolas porque ya planean en 2024 competir en Madrid y Pamplona.

Por otro lado, a pesar de los miles de kilómetros que lo separan de su hogar, Jorge no deja pasar un sueño que sigue latente. “Mi idea es hacer crecer el roller y el patín carrera en San Nicolás para en un futuro poder expandirnos”, asegura desde Europa y redobla la apuesta: “Espero concretar una carrera en mi ciudad, abierta a toda la comunidad sin discriminar en edades”.

error: ¡Contenido protegido!