26.1 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 1 octubre, 2022

Edición N° 4188

DESDE EL MUNICIPIO AFIRMAN QUE NO EXISTIÓ CONTRAVENCIÓN DE LO DISPUESTO POR LA CORTE

SUSPENSIÓN DEL CÓDIGO URBANO AMBIENTAL

La Suprema Corte de Justicia intimó al municipio a que “dé inmediato cumplimiento” a una medida precautoria anterior dictada por el organismo. En el marco de un litigio centrado en la eventual inconstitucionalidad del Código Urbano Ambiental de nuestra ciudad, el máximo tribunal bonaerense había solicitado suspender las obras amparadas en esa normativa. En el municipio niegan que se haya actuado en contravención de lo dispuesto, ya que desde entonces entró en vigencia una ordenanza anterior que permitía los trabajos.

El Arenal inaugurado a fines de enero del 2022

De la redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar   



La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires (SCBA) intimó a la Municipalidad de San Nicolás a paralizar obras que se encuentren en ejecución, amparadas en diversos puntos del Código Urbano Ambiental local (CUA) que el mismo organismo había suspendido hacia mediados de julio pasado. En el municipio aseveran que no hubo trabajos ejecutados bajo aquella normativa suspendida desde mediados de julio, y que lo hecho desde entonces encuadra en lo establecido por una ordenanza anterior que entró en vigencia, justamente, con la suspensión del Código municipal. 

La medida del máximo tribunal provincial, dictada en el marco de un proceso iniciado por una presentación de la asociación civil ambientalista FOMEA centrada en la eventual inconstitucionalidad del CUA nicoleño, alcanza a los trabajos que se ejecuten en el Parque Rafael de Aguiar y la Isla Ballestero, donde para este próximo verano se acondicionan dos sectores para funcionar como balnearios públicos.

En concreto, la SCBA resolvió «intimar a la Municipalidad de San Nicolás para que dé inmediato cumplimiento a la medida precautoria dictada por este Tribunal el 12 de julio de 2022, lo que supone la paralización de las obras o trabajos que se ejecuten como consecuencia de lo previsto en los puntos […] del Código Urbano Ambiental […] cuya vigencia y aplicación se encuentra precautelarmente suspendida».



Veintitrés días después de aquella precautelar, el pasado 4 de agosto el apoderado de FOMEA se presentó al máximo tribunal provincial para denunciar su incumplimiento por parte del municipio. Solicitó además que el organismo intime al gobierno local para “que se ajuste a la manda recaída en autos y paralice las obras ejecutadas en las áreas protegidas”.

Explicación oficial

Fuentes del Palacio Municipal consultadas por EL NORTE niegan que se haya actuado en contravención de lo dispuesto originalmente y de manera precautelar por el máximo tribunal bonaerense. Indican que una vez suspendidos los puntos del CUA que son materia de análisis, quedó en vigencia la normativa municipal anterior, modificada justamente a través de la sanción del CUA en el Concejo Deliberante. 

Aseguran que los trabajos desarrollados en las zonas de interés ya están terminados. Y que los usos de tipo recreativo en esos espacios se encuentran también al amparo de aquella normativa anterior, ahora vigente.



En la Isla Ballestero, en zona del Delta del Paraná frente a la costa nicoleña, el municipio venía trabajando en el acondicionamiento de dos sectores que en la próxima temporada de verano serán ofrecidos como balnearios públicos.

También sobre el arroyo Ramallo está proyectado un balneario. Las obras previstas todavía no están en ejecución, aunque sí fueron motivo de una llamado a licitación pública. La playada estará ubicada en la zona de la ex fábrica RyCSA, punto hasta el cual será extendido el camino costero de barrio Somisa.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!