15.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 15 agosto, 2022

Edición N° 4140

DESDE EL POLO OBRERO DE SAN NICOLÁS DENUNCIAN QUE RECIBEN ESCASA AYUDA SOCIAL

Repudio a los dichos de Cristina Fernández



A raíz de los dichos de la vice presidenta Cristina Fernández respecto a que la ayuda social debe volver a manos del estado, desde diversas organizaciones sociales salieron a contestarle. El Polo Obrero de San Nicolás denuncia que menos de la mitad de sus integrantes reciben planes sociales y que los únicos beneficiaros son “La Cámpora” y el “Movimiento Evita”, afines al gobierno.

De la redacción de El Norte
redaccion@diarioelnorte.com.ar

“Los piqueteros en la República Argentina son hijos de las políticas neoliberales de los años 90. No nacieron con ningún gobierno populista. Fueron producto de los altos índices de desocupación y de la falta de oportunidades. El Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas”, dijo Cristina Kirchner y estalló la polémica con los movimientos sociales que rápidamente salieron a responder. En nuestra ciudad, donde el Polo Obrero tiene una fuerte adhesión, tampoco cayeron bien las palabras de la ex mandataria entendiendo que hace un tiempo que este movimiento está enfrentado con el gobierno actual del que se sienten abandonado. Desde el Polo Obrero de San Nicolás manifestaron a nuestro medio que menos de la mitad de sus integrantes tienen algún plan social y que los famosos bolsones de alimentos que reciben para los comedores que sostienen, el estado apenas les envía algo cada cuatro meses con productos de escaso valor nutritivo. “Esos programas sociales son repartidos con la gente del oficialismo, estamos hablando de “La Cámpora y el “Movimiento Evita”. Nosotros somos movimientos independientes, tenemos que salir a luchar a la calle por algo que el gobierno nos tiene que garantizar como es comida y trabajo, siendo que ellos nos pusieron en este lugar. Nosotros pedíamos trabajo y nos mandaron planes. Queremos un ingreso mayor en la canasta básica y te mandan polenta. Están queriendo tapar un agujero con otras cosas y no están generando empleo. Ahora la culpa la tienen los movimientos sociales. Esto empezó por las malas políticas”, expreso Cecilia una dirigente del Polo Obrero de nuestra ciudad.

“En el movimiento piquetero hay 35 organizaciones, lo que se consigue de subsidio para el Polo Obrero apenas llega a un 10% de lo que se distribuye y a San Nicolás llega poco y nada, es mínimo. Cada vez que salimos a manifestarnos se suma más gente porque el pueblo está necesitado. Además de dejarnos en la pobreza extrema tenemos que aguantar que nos digan que la culpa la tenemos nosotros. Es cada vez más descabellado lo que hacen.

“La Cámpora  y el “Movimiento Evita” no necesitan salir ya que manejan toda la asistencia. Y nosotros lucha tras lucha para conseguir para el pueblo trabajador desocupado una limosna. El 40% de los integrantes del Polo cobran un subsidio y no alcanza, entonces encaramos luchas con desarrollo social aunque sea para los alimentos. Recibimos bolsones muy malos cada 4 meses y tenemos que hacer microemprendimientos para poder darle de comer a los merenderos, lo que es terrible. A todos nos gustaría estar trabajando y no tener que estar peleando el día a día.”, manifestó la dirigente.

El año pasado un informe de EL NORTE daba cuenta de que más de 20.000 personas acuden a merenderos para lograr alimentarse. Esta cifra fue aumentando progresivamente conforme crece la inflación pegando especialmente en la comida. La cantidad de comedores de distintas agrupaciones sociales superan la cantidad de barrios de la ciudad y la escases de alimentos que envían en los bolsones solidarios del gobierno hacen que los mismos puedan atender a la gente pocos días a la semana, por lo que las familias deben trasladarse de barrio en barrio para poder comer todos los días. Hoy el drama de los comedores, aparte del poco sustento y del crecimiento de la demanda, es como poder armar comidas saludables ya que el estado en su mayoría solo reparte harinas sémola y polenta. A modo de ejemplo, en el último bolsón que llegó al Partido Obrero, y que se distribuye de manera equitativa en los comedores, había solamente: leche en polvo, puré de tomate, cacao, arroz, harina, sémola y yerba mate. Esto es escaso para poder armar comidas medianamente nutritivas.

Campaña nefasta

El diputado provincial del Polo Obrero por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Guillermo Kane en diálogo con EL NORTE expresó: “Desde el partido obrero señalamos que Cristina Kirchner se ha sumado a una campaña lanzada por la derecha, Milei, Bullrich, Clarín y multimedios oficialistas que plantea una serie de calumnia contra las organizaciones sociales, organizaciones piqueteras como el Polo Obrero. Se han sumado estas calumnias en un discurso de Cristina Fernández que claramente con la idea de concentrar los recursos de asistencia en el estado, quiere refundar el aparato de punteros del PJ que tuvo su máximo momento de control social de los barrios con el ex jefe político de Cristina Kirchner, Eduardo Duhalde en la provincia de Buenos Aires. Entonces esta idea de que el estado pueda no tener que lidiar con los desocupados en forma organizada y colectiva sino de manera individual, sirve para someterlos políticamente como han sido siempre con los aparatos punteriles, justamente contra los cuales el movimiento piquetero surgió hace más de 20 años como rebelión. A 20 años de la masacre de Avellaneda donde se mató a Kosteki y Santillán, Cristina Kirchner se pone claramente del lado de quienes en su momento trataron de terminar con el movimiento piquetero mediante la represión. No es casualidad que de su gobierno de Alberto Fernández hayan sido varios los funcionarios políticos responsables de esa masacre, como Felipe Sola y Aníbal Fernández”



A nivel nacional

El dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, tuvo duras palabras contra la mandataria: “A 20 años del asesinato de Maxi y Darío (Kosteki- Santillán), Cristina Kirchner, muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes”. En un pasaje de su discurso en el plenario de delegados de la CTA en Avellaneda, Cristina habló de piqueteros y planes sociales y en ese contexto pidió que el Estado vuelva a tomar el control de la política social. “En nombre de Perón y Evita. Si Evita los viera, mamita… imaginando y leyendo todo lo que hizo, mamita”, arremetió el máximo dirigente del Polo. “Cristina busca dos cosas: primero sellar la alianza con gobernadores, intendentes y sus punteros y darle los planes para que los hagan trabajar para la campaña y de paso los precaricen en los municipios; y segundo, atacar a los que estamos luchando contra el ajuste de su Gobierno. ¿Ahora ve el problema de los planes?”, agregó.

Cristina nos declaró la guerra a todos los movimientos sociales de la Argentina en general y a los kirchneristas en particular mientras la CTA de Hugo Yasky la aplaudía”, escribió en su red social Twitter el dirigente piquetero Luis D’Elía, “Flojita de memoria y de agradecimiento. Ni una sola palabra de apoyo a Alberto Fernández. Horrible”, agregó el dirigente.

“Con sus expresiones Cristina se suma a la estigmatización que sufren los sectores más excluidos que sobreviven como se puede y que se organizan comunitariamente”, expresó Daniel Menéndez, el referente nacional de Somos Barrios de Pie y Subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local.

La coordinadora Nacional del Movimiento Barrios de Pie, Silvia Saravia, también le recordó a Cristina que “las mujeres somos protagonistas y dirigentas en las organizaciones que estamos en las calles, enfrentando el modelo de pobreza y precarización laboral de tu Gobierno”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!