10.6 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 29 mayo, 2022

Edición N° 4063

DIGISEXUALIDAD: LA NUEVA REVOLUCIÓN HOT



En un mundo cada vez más tecnológico, muchas personas encontraron una nueva forma de vivir la intimidad. ¿Quiénes son los digisexuales y por qué llegaron para marcar tendencia?

En octubre de 2013, el afamado director estadounidense Spike Jonze lanzó la primera de sus películas con un guion escrito por él mismo. En ella contaba una la intensa y melancólica historia de un hombre llamado Theodore –interpretado por Joaquin Phoenix– que se enamora de una asistente virtual con inteligencia artificial llamada Samantha –con la voz de Scarlett Johanson– al punto de desarrollar con ella una relación monogámica igual a cualquier noviazgo.

Ese mundo que presenta “Her”, completamente futurista, con humanos y seres virtuales conviviendo, relacionándose y enamorándose como parte de la cotidianidad, parece no estar tan lejos como lo planteó el director, pues la tecnología ha avanzado tan rápido y se ha convertido en parte tan esencial de nuestra vida, que cada vez permea más todas nuestras interacciones, sea entre personas o entre hombre y máquina.



Esto se exacerbó durante el año pasado con la pandemia del COVID-19, un momento en donde todo el mundo se vio forzado a volcarse completamente a la virtualidad, tanto para mantener el contacto con las personas importantes en nuestras vidas, como para establecer nuevas relaciones en donde la tecnología sirvió como un sustituto en medio de la falta de interacción humana.

No es de sorprender entonces que entre las tendencias del 2021 lanzadas por la empresa WGSN, una consultora especializada en pronosticar tendencias relevantes en la actitud del consumidor, haya destacado a la “digisexualidad” como una de las tendencias que definirán los años por venir.



Sexo futurista

Pero ¿a qué hace referencia la digisexualidad? Este término se utilizó por primera vez en un artículo de 2017 en el Journal of Sexual and Relationship Therapy titulado “El auge de la digisexualidad: desafíos y posibilidades terapéuticas”.

En ese artículo, los investigadores Neil McArthur y Markie LC Twist describieron lo que vieron como una expresión sexual del futuro cercano: “Personas cuya identidad sexual primaria proviene del uso de la tecnología”. Ellos plantearon que “los robots sexuales están llegando” y que es esencial que los terapeutas comprendan la digisexualidad para poder servir mejor a los digisexuales en el futuro.



Para McArthur y Twist la idea de “robots sexuales” no solo se circunscribe a un aparato tecnológico para tener sexo, sino a expresiones de inteligencia artificial que pueden o no tener una manifestación corpórea pero que son el receptor del interés sexual o amoroso de un ser humano. Si bien una máquina en sí misma no es igual a una inteligencia artificial, actualmente existen avances que pretenden unir estas dos áreas de la tecnología para ofrecer mejores tipos de compañías a las personas solitarias.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!