15.6 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 10 agosto, 2022

Edición N° 4136

DON’T LOOK UP: CASI COMO UN REFLEJO DE NUESTRO MUNDO ACTUAL

“No miren arriba” traducida al castellano, es la nueva película de Netflix estrenada el 24 de diciembre en su plataforma. Una propuesta totalmente nueva, con un excelente reparto, una trama fuera de lo común y relaciones con la actualidad a nivel mundial. A continuación te contamos los detalles y lo que nos pareció.

Abigail Castellano
redaccion@diarioelnorte.com.ar



La comedia, drama y ciencia ficción, se fusionan junto con un elenco increíble, con estrellas del cine y ganadoras al Oscar, como Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Cate Blanchett, otras que han sido nominadas y una que el mundo cree pronto a ganar su primer premio de la Academia, si nos referimos a Timothée Chalamet.

Su reparto no es lo que más llama la atención de esta película, ya que su trama es bastante inusual e ingeniosa.

La sinopsis de Netflix indica: “Dos astrónomos realizan una gira mediática para advertirle a la humanidad de un cometa mortal que está en rumbo de colisión con la Tierra. La respuesta del mundo: ¿Y?”



Alerta Spoilers

Kate Dibiasky protagonizada por Jennifer Lawrence en el papel principal, es una estudiante de astronomía que está realizando su doctorado, guiada bajo la supervisión de Leonardo DiCaprio como el Dr. Randall Mindy. Kate descubre un cometa que está a punto de estrellarse contra la Tierra en tan sólo seis meses, y ante la gravedad del asunto, ambos deciden informar a autoridades mayores acerca del acontecimiento. Entre las personas a las que deben contarles sobre el gran escenario apocalíptico, se encuentra la presidenta de los Estados Unidos, papel que realiza ni más ni menos, la formidable Meryl Streep. Ante la indiferencia de la Casa Blanca, deciden llevar el asunto ante los medios de comunicación, y así es como se desata una serie de desgracias que encadena toda una relación con nuestro mundo actual.



Cuatro cuestiones y relaciones con la actualidad se presentan durante el largometraje

En primer lugar, podemos captar el descubrimiento realizado por dos astrónomos de un hecho de trascendencia social y que compete a toda la humanidad. El cometa Dibiasky se estrellaría en unos cortos seis meses en el mundo, causando una gran destrucción total del planeta y desesperación en la sociedad. ¿No te suena familiar? Ya hace dos cansadores años que vivimos atravesados por una pandemia, causando así lo mismo que provocó el cometa: incredulidad, paranoia, pérdida de la esperanza y otros sentimientos que nos marcaron a lo largo de estos años.

En segundo lugar, interfiere para jugar y cumplir su “rol” la política, siempre la política. Somos atravesados por ella incluso en las películas. Kate y el Dr. Mindy le informan a la presidenta acerca del fenómeno que se acerca poco a poco hacia la Tierra. La reacción de la Casa Blanca es una manera bastante real de como se manejan los gobernantes hoy en día. Se prioriza su lugar en la política y luego la población, se prioriza su bienestar económico y luego la población, se prioriza su imagen pública y luego la población. Así podríamos seguir durante un buen rato.



Tercer lugar, los medios de comunicación. Ya que la Casa Blanca decide no dar respuesta en el preciso momento, los astrónomos se dirigen hacia un canal de televisión muy importante. En esta parte observamos como los medios y las redes sociales influyen y repercuten sobre nuestras vidas. El programa televisivo se presenta muy sarcástico ante el hallazgo del cometa, hecho que desencadena la misma reacción en las redes sociales. Algunos se lo toman en serio y otros no, dado esto, nacen dos nuevos bandos, #JustLookUp (Sólo miren arriba) y #Dont’LookUp (No miren arriba), creando así una división dentro de la sociedad. División en la película y división hoy en día, cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.

Y por último, el poder de las empresas y/o compañías tecnológicas y su manera de ejercerlo. Se estaba por destruir el cometa, pero debido a la intervención de uno de los empresarios más ricos, creador de la compañía Bush, se propone utilizar la tecnología y ciencia para dejar colisionar el cometa en la Tierra, destruirlo en porciones reducidas y tomar la materia del mismo para recursos tecnológicos. Todo esto no era seguro y su eficacia no estaba probada, pero aún así, se llevó a cabo el plan solamente con un fin: abastecimiento económico. A las personas se les hacía creer que lo harían para generar miles de puestos de trabajo, cosa que sin dudas lo haría, pero en el fondo, su fin era otro. Dejando de lado la película, hoy en día creemos que la tecnología vino a facilitarnos la vida, en realidad es todo lo opuesto.



La película es sin duda alguna ficción. Pero remarca situaciones que vemos a diario, logra llevarlas fluidamente durante el film e interpretarlas a través del género comedia. Si te gustan el tipo de producciones en las que pertenecen múltiples estrellas, no podes perdértela y si preferís un par de risas antes que la seriedad, es otra razón más para que la veas.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!