31.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 22 enero, 2022

Edición N° 3936

DOS POLICÍAS ROSARINOS DENUNCIADOS POR PRIVACIÓN ILEGÍTIMA DE LA LIBERTAD Y APREMIOS



Los dos policías que procedieron a la violenta detención del repartidor que protagonizó el incidente de tránsito esta semana en Mitre al 900, luego de estacionar en un lugar prohibido y mantener una discusión con inspectores municipales, fueron denunciados en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) por privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales.

Uno de los policías dio narcolemia positiva. WEB

Ahora intervendrá la Unidad Fiscal de Violencia Institucional, que además aguarda un informe de la Agencia de Control Policial respecto a la conducta de los uniformados, uno de los cuales dio narcolemia positiva por rastros de cocaína en sangre.



Violento incidente

Ricardo Cavalli, el hombre de 37 años que el martes a la tarde fue reducido por dos policías hasta quedar desvanecido en un violento incidente registrado en Mitre al 900, y que rápidamente se viralizó en redes sociales por las filmaciones de los transeúntes, denunció penalmente a los dos agentes policiales de la brigada motorizada que lo llevaron detenido a la seccional 2ª. Lo hizo con el asesoramiento del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

“Hicimos la presentación por privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales junto a mi abogado”, indicó Cavalli a La Capital, en referencia a un hecho que lo tuvo en el centro de la escena. Pero más aún a los policías que lo inmovilizaron con excesiva utilización de la fuerza tras una discusión que mantuvo con inspectores de la Dirección General de Tránsito (DGT) que le labraron una multa por estacionar su utilitario Renault Kangoo en un lugar prohibido.



Informe

Mientras se dispararon los comentarios y opiniones sobre la conducta de los policías, del conductor y de los propios inspectores, la presentación judicial será elevada a la Unidad Fiscal de Violencia Institucional. El organismo aguarda además el informe del área legal de la Agencia de Control Policial (ex división Judiciales) de la Unidad Regional II, para determinar si los uniformados incurrieron en alguna falta. En principio, según se confirmó con posterioridad, uno de ellos dio narcolemia positiva por rastros de cocaína en sangre.

A pesar de ese elemento, que claramente condicionó el estado psicofísico del uniformado, la jefa de Policía de Provincia, Emilce Chimenti, respaldó la actuación en Mitre al 900. Por otra parte, se confirmó que el repartidor deberá afrontar, en libertad, una causa por “amenazas y resistencia a la autoridad”.



Sin embargo el hombre manifestó en declaraciones posteriores que había mantenido “una discusión sin agredir a los inspectores de Tránsito, lo cual derivó en un brutal y desmedido ataque por parte de la policía”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!