14.3 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 1 octubre, 2021

Edición N° 3823

EL 45,3% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL HA RECIBIDO AL MENOS UNA DOSIS DE LA VACUNA COVID-19

Se han administrado 6.270 millones de dosis en todo el mundo, una cifra que esconde grandes desigualdades. Cuál es el compromiso y el apoyo internacional que Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud solicitaron a todos los países.



Como lo demostró la ciencia, las vacunas son una tecnología en la que la humanidad ha confiado en el pasado para reducir el número de muertes por enfermedades infecciosas. En una revolución científica nunca vista, en menos de 12 meses después del comienzo de la pandemia de COVID-19, varios equipos de investigación aceptaron el desafío y desarrollaron vacunas que protegen del coronavirus y sus variantes más contagiosas.

Ahora, el mundo tiene el desafío es hacer que estas vacunas estén disponibles para las personas que lo habitan a fin de que reciban la protección necesaria para poner fin a la pandemia. En ese sentido, los jefes del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC) propusieron una serie de metas hacia ese camino que termine con la enfermedad y su destructivo avance, que ya cuenta con casi 235 millones de infectados y ya superó los 4,8 millones de muertos.



Según publica Our World in Data, uno de los sitios de estadísticas más grande y prestigioso a nivel mundial, el 45,3% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19. Se han administrado 6.270 millones de dosis en todo el mundo con un ritmo de administran hoy que alcanzó los 27,5 millones cada día. Pero esta cifra global esconde grandes desigualdades entre continentes y países según ingresos que tengan y la capacidad de comprar vacunas a los grandes laboratorios. Hasta ahora, las dosis de vacuna se han distribuido de manera muy desigual en donde los países de bajos ingresos, en particular los de África, están rezagados.

Sólo el 2,3% de las personas de los países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis. Una estadística que da por tierra cualquier idea superadora de dejar atrás la pandemia, al recordar que cualquier organismo no inmunizado es un campo fértil para el virus a fin de expandirse e inclusive, mutar en otra variante más contagiosa o mortal.



El mapa elaborado por el sitio muestra la realidad de la cobertura vacunatoria contra COVID-19 en todos los países de los cinco continentes. En América, la situación es más equilibrada que en resto del mundo. Muestra que en América del Norte los tres países que lo integran (Canadá, Estados Unidos y México) ya cumplieron con la meta de tener al menos al 40% de su población con una dosis. En Centroamérica, Nicaragua y Haití son los únicos dos países que no lo cumplirán a fin de 2021, mientras que Honduras y Guatemala están en camino a hacerlo. Lo mismo sucede con los países sudamericanos de Venezuela, Bolivia, Paraguay y Surinam. Mientras que el resto ya lo cumplió.

Argentina ya ha efectuado 52.019.147 aplicaciones. Según el Monitor Público de Vacunación, hay 29.683.016 (48%) personas con una sola dosis y 22.336.131 (45%) personas con el esquema completo.

En Europa, ya todos cumplieron también esa meta, salvo Boznia y Herzegovina, Rumania, Ucrania y Bielorusia. Rusia tampoco llegará a hacerlo. En Medio Oriente, Siria, Irak y Yemen no cumplirán con el objetivo. Y en Asia no lo harán Afganistán, Kirguistán, Tayikistán y Papúa Nueva Guinea. Mientras que Kazajstán, Jordán, Uzbekistán, Nepal, Bangladesh, Myanmar, Laos, Vietnam, Camboya, Filipinas, Indonesia y Timor están en carrera para hacerlo.



África vive hoy la situación más crítica, ya que de sus 54 países que conforman el continente, solo 3 cumplieron la meta (Marruecos, Túnez y Lesoto). Y los 52 restantes no lo podrán hacerlo al menos hasta fin de 2021.


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!