29.7 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 8 noviembre, 2021

Edición N° 3861

EL ACUSADO DE MATAR AL KIOSQUERO LLORÓ Y ROGÓ QUE NO LE DEN PERPETUA

El acusado de matar del kiosquero fue detenido momentos después del hecho e imputado por el homicidio. El joven de 29 años, con antecedentes, se abstuvo de declarar pero frente al fiscal lloró y pidió que no lo condenen a prisión perpetua.



El acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo de seis disparos este domingo durante un asalto en la localidad bonaerense de Ramon Mejía lloró frente al fiscal y rogó que no pidan prisión perpetua. El joven no quiso declarar y seguirá detenido a la espera de las pericias.

Leandro Daniel Suárez (29) fue detenido momentos después del crimen del kiosquero, tras robar una moto e intentar huir con su supuesta cómplice, una chica de 15 años.

Suárez cuenta con antecedentes policiales. En el 2020 había cumplido una condena por robo agravado y hurto, por lo que ahora su situación se agrava.



El fiscal de la causa, Federico Medone, lo imputó por el delito de homicidio agravado, causa y por robo calificado en dos hechos -por los vehículos sustraídos para escapar de la escena del crimen-, portación ilegal de arma de fuego y de arma de guerra.

Si bien Suárez no quiso brindar detalles de lo ocurrido, y prefirió abstenerse a declarar, una vez que se sentó frente al fiscal lloró y rogó que no pidan prisión perpetua.

Por su parte, la adolescente de 15 años aprehendida ayer junto a Suárez quedó a disposición del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del mismo Departamento Judicial.



A pedido del fiscal, el juez de garantías del Joven, Gustavo Indovino, dispuso que la chica quede alojada en el Instituto Centro de Admisión y Derivación de Jóvenes de San Martín como medida de seguridad ya que, por su edad, es inimputable y se le aplica un encierro preventivo por cuestiones de peligrosidad.

El crimen

Sabo fue asesinado ayer por la tarde, durante un asalto en su comercio situado en Avenida de Mayo y Alvarado, en la zona comercial de Ramos Mejía, partido de La Matanza, en el sudoeste del conurbano.

Un testigo alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó con su cómplice en un Ford Focus negro que le robaron a un remisero que los había llevado hasta el lugar.



En medio de la huida, los dos delincuentes chocaron contra un árbol, tras lo cual ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

Luego, ambos huyeron en una moto robada a un repartidor, aunque fueron detenidos por efectivos de la comisaría 2da. de Ramos Mejía en Avenida de Mayo y Rivadavia.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!