EL CÍRCULO BIOQUÍMICO SAN NICOLÁS CELEBRA 60 AÑOS DE TRABAJO Y ACOMPAÑAMIENTO PROFESIONAL

“El de San Nicolás fue uno de los primeros círculos que se formó en toda la provincia de Buenos Aires para asociar a los bioquímicos que estaban en ese momento, que no eran muchos, sino cinco o seis”, señaló a EL NORTE el Presidente de la entidad Luis Podestá, quien hizo un repaso por la actualidad de la labor bioquímica, así como los avatares ocasionados por la pandemia y el rol profesional.

En tiempos de pandemia, Luis Podestá marcó que “los bioquímicos fueron fundamentales”. ILUSTRACIÓN

El Círculo Bioquímico de San Nicolás celebra hoy su 60º Aniversario de trabajo continuo en pos de la defensa tanto de la profesión como de los profesionales que la desempeñan. La entidad nuclea a los bioquímicos del corredor de la ruta 9, abarcando Baradero, San Pedro, Ramallo, San Nicolás, Rojo y Conesa.

En diálogo con EL NORTE, el Presidente de la entidad Dr. Luis Podestá destacó que “el de San Nicolás fue uno de los primeros círculos que se formó en toda la provincia de Buenos Aires para asociar a los bioquímicos que estaban en ese momento, que no eran muchos, sino cinco o seis”.

Actores fundamentales

En tiempos de pandemia, el entrevistado marcó que “los bioquímicos fueron fundamentales”. “Si bien no estábamos directamente enfrentados con los pacientes en la sala, sí teníamos que entrar en todos los lugares donde había una persona con Covid-19 para poder atenderla, hisoparla o hacerle los análisis solicitados por los médicos. La actuación de los bioquímicos fue muy importante, porque en función de su tarea se pudieron hacer las determinaciones de los distintos análisis, ya sea PCR o las determinaciones del antígeno para Covid”, señaló el entrevistado.

En la sede del Círculo Bioquímico se puede observar una placa con la primera Comisión Directiva de la entidad. DANIEL DORADO/EL NORTE

En cuanto a la intervención del profesional bioquímico para la creación de vacunas contra el coronavirus, sostuvo que “hay grupos de investigación en la Argentina dentro del Conicet que están evaluando la predisposición de hacer una vacuna a nivel nacional y en otras partes del mundo, son generalmente todos bioquímicos que se dedican a la investigación no a laboratorio clínico”.

Cabe recordar que también en las tareas de laboratorio clínico se mantienen estrictos protocolos y normativas emanadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Federación y el Colegio Bioquímico, tanto para el cuidado en la toma de muestras como en la atención al paciente. “En todos los laboratorios hay un grupo restringido que puede estar en la sala de espera, mientras el resto debe aguardar afuera.

La toma de muestra para PCR o antígeno no se puede hacer dentro del laboratorio, sino en un lugar apartado donde no entren los pacientes para el análisis de rutina”, detalló el referente del Círculo local.

Atención con altibajos

La labor cotidiana de los laboratorios bioquímicos de nuestra ciudad y región sufrió importantes limitaciones por la pandemia. “Al inicio del Covid –allá por marzo del 2020 en nuestro país- el trabajo en los laboratorios disminuyó mucho, solamente había un 15 o 20 por ciento de atención durante varios meses. Las personas no venían a hacerse análisis por temor a contagiarse. A medida que fue pasando el tiempo, la gente comenzó a tomar más conciencia sobre la necesidad de realizarse análisis por las distintas enfermedades que pudiera tener. Muchos habían dejado de hacerse controles cardiológicos, renales, de colesterol, etc. Eso trajo como consecuencia el aumento de casos de problemas cardíacos. Lentamente se fue aumentando nuestro trabajo, hasta que llegó la segunda ola de Covid, donde volvió a bajar. Pasado aquello volvieron a hacer sus controles. Actualmente, si bien no se normalizó el cien por ciento el trabajo en los laboratorios, la gente acude por los controles de rutina, y se sumaron los análisis a los recuperados de Covid”, reconoció el entrevistado.

Actualización salarial

Respecto de la situación salarial de los bioquímicos, Podestá marcó: “Con las obras sociales, nos regimos por los aumentos que autoriza el Gobierno. Generalmente estamos bregando por conseguir que se traslade al sector bioquímico todo el aumento que le dan a las prepagas, a lo cual muchas suelen ser reacias. Se negoció bastante pero se logró. Con respecto a las obras sociales sindicales, cuando a ellos les dan un aumento por paritarias, les pedimos que nos pasen el mismo aumento también a los bioquímicos. Recientemente hemos tenido un aumento muy grande, que va a ser en el año de casi el 45 por ciento de los empleados de la Sanidad, y estamos bregando para que nuestros aranceles sean actualizados. Las obras sociales que vienen del gobierno, que son las más reacias a darnos un aumento acorde al índice inflacionario, todo eso se negocia a nivel de la Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires o del Círculo Bioquímico, según el caso”.

“El Círculo Bioquímico brega permanentemente para que los profesionales tengan sus aranceles lo más actualizados posible para hacer frente a todos los gastos, entre ellos los reactivos”, indicó.