EL CORONAVIRUS SE COBRÓ 314 VIDAS EN NUESTRA CIUDAD EN LO QUE VA DEL AÑO

De acuerdo con la información que suministra el Ministerio de Salud, en San Nicolás se contabilizan 550 muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia, de las cuales el 57 por ciento se produjo en 2021. Las autoridades sanitarias advierten que se espera una tercera ola de contagios vinculados a la variante Delta.

El coronavirus se ha llevado la vida de 550 personas en San Nicolás, de las cuales más de la mitad fallecieron este año. En los 9 meses que transcurrieron desde marzo a diciembre 2020, fueron 236 las víctimas fatales del COVID-19 en este distrito, en tanto que este 2021 se ha cobrado 314 vidas.

A casi un año y medio del comienzo de la pandemia, todo indica que la provincia de Buenos Aires enfrentará una nueva ola de contagios de covid, debido a la aparición de la variante Delta, según informaron expertos junto al ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak.

La variante Delta es transmitida tanto por personas vacunadas como por quienes no fueron inmunizados. Como contrapartida reconoció que los estudios demuestran que los vacunados están más protegidos de desarrollar cuadros graves y de morir por el virus.

Kreplak advirtió que “es posible que los contagios actuales estén llegando a un piso y que puedan volver a subir. La tercera ola llegará y nos estamos preparando para eso”, y sostuvo que en la Argentina “puede ocurrir como en el Reino Unido, donde hubo muchos casos, pero de poca gravedad porque la mayoría de las personas están vacunadas”.

En la provincia de Buenos Aires, 1.500.000 personas deben completar el esquema iniciado con Sputnik V y, para ello, entre el viernes y sábado, se cursaron 400.000 turnos para combinar con dosis de Moderna y AstraZeneca.

“Sugerimos fervientemente que no lo hagan, pero si alguien no quiere recibir vacunas combinadas porque prefiere esperar el segundo componente de la Sputnik, debe cancelar el turno”, precisó el ministro.

En ese sentido, aclaró que no se podrá elegir qué segundas dosis recibir, como había trascendido, y afirmó que “no hay razones para optar entre AstraZeneca y Moderna porque ambas producen el mismo efecto y son igual de buenas”.