EL DÓLAR BLUE CAYÓ SIETE PESOS EN CASAS DE CAMBIO

Luego de dos semanas con un dólar informal inestable, la cotización del billete norteamericano volvió a cerrar a la baja.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El dólar blue cerró ayer viernes en $ 177,5 para la compra y $ 180,5 en la city nicoleña, según datos recabados en casas de cambio que operan en la ciudad. Durante las últimas dos semanas el dólar informal se había ubicado en uno de los valores más altos del año, a $187 para la compra..

Con esta última variación, la cotización informal suma desde el lunes un retroceso de $ 1. La semana anterior, el billete había registrado un descenso de $ 4,5, con lo cual logró moderar las fuertes subas que había registrado en las jornadas anteriores.

Los dólares financieros, en tanto, volvieron a cerrar casi sin variación respecto a la rueda previa, tras haber operado con subas durante el transcurso del día, tal como lo vienen haciendo últimamente. De esta manera, el dólar MEP y el contado con liquidación (CCL) finalizaron en $ 169,9 y $ 170,4, respectivamente.

Por su parte, el dólar mayorista abrió la jornada en $ 96,92, tres centavos arriba del cierre de ayer, mientras el minorista se mantiene en $ 102 en Banco Nación y en $ 102,27 en el promedio de las entidades financieras. Así, el dólar “solidario” sigue en $ 168, unos $ 11 por debajo del blue.

Demanda local

Las consultas que este diario realiza habitualmente en distintas casas de cambio revelan que en las últimas dos semanas se produjo una alta demanda en la compra de dólares por parte de los nicoleños que tienen capacidad de ahorro. Sin embargo, tras la caída en la cotización derivó en la disminución de la demanda. “Siempre pasa lo mismo, mientras más sube la gente se inclina a comprar porque especula con el precio. El problema es que la variación es tan inestable que nunca se sabe cuándo puede subir y cuándo bajar”, contó un empleado de una casa de cambio.

“Estamos delante de una crisis económica muy grande y no quiero arriesgar a quedarme en la calle o no llegar a fin de mes. Por eso intento comprar dólares siempre que puedo, para no caer en la desesperación si llega a pasar algo. Encima se vienen las elecciones y vamos a tener que esperar lo peor cuando pasen”, manifestó un hombre de unos 35 años que estaba comprando dólares.

“Estoy comprando todos los viernes, hace dos meses. Es la mejor forma de ahorrar y de paso me obligo a no gastar plata de más de mi sueldo”, contó Lucía de 43 años.